Cafiero busca apoyo político a la posición argentina ante el FMI

Desde las oficinas de Blinken aseguran que no está en agenda tratar el tema. La administración Biden señala que Estados Unidos respaldará al país ante el Fondo si presenta un plan económico sólido que aliente la inversión privada.





El canciller Santiago Cafiero aterrizó ayer en Washington y se reunirá hoy con el secretario de Estado norteamericano Anthony Blinken buscando afianzar la relación bilateral con Estados Unidos y lograr algún tipo de señal de ese país en las negociaciones por la reestructuración de la deuda que la Argentina mantiene con el Fondo Monetario Internacional.

Aunque la visita está signada por la incertidumbre en las discusiones con el FMI, que aparecen estancadas, el paso de Cafiero por Washington no arrojaría un quiebre o un avance definitorio en la negociación con el organismo internacional.

Ni Cafiero ni Blinken están involucrados de manera directa en el proceso de renegociación. El Departamento del Tesoro, donde el Gobierno de Fernández ve más obstáculos que en el Departamento de Estado o la Casa Blanca, tiene más peso en esta discusión de neto corte financiero.

La administración Biden ofreció hasta ahora un único mensaje: EE.UU respaldará a la Argentina si presenta un plan económico sólido que aliente el crecimiento y la inversión privada.

El presidente Fernández había dicho días atrás que Biden debía “apoyar” a la Argentina ante el FMI, pero en Washington resaltan que la bilateral no se armó en sintonía con esa negociación clave. En las cercanías de Blinken señalan que no está en agenda oficial el tema del acuerdo. Lo mismo admiten desde el oficialismo argentino, aunque deslizan: “La idea es que surja en la charla”. Pese a eso Cafiero, solicitará hoy a Blinken respaldo ante el directorio ejecutivo del organismo para la refinanciación de un nuevo programa, que viene demorado y que debería estar resuelto antes de marzo, fecha de un fuerte vencimiento.

Pese a la falta de definiciones en este tema puntual, la visita de Cafiero dejará el primer encuentro cara a cara de un canciller del gobierno de Alberto Fernández con Blinken, el jefe diplomático de Biden, en Washington.

Ese gesto de cercanía, tejido por las gestiones de embajador Argüello en la capital norteamericana, permitirá aceitar la relación bilateral y la agenda de trabajo, y limpiar el ruido de las últimas semanas en el vínculo, en particular el escándalo por la presencia del iraní Mohsen Rezai, implicado en el atentado a la AMIA, en el acto de toma de posesión del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, al cual concurrió el embajador argentino en Managua, Daniel Capitanich.

Este no fue un hecho que pasó inadvertido en Washington. Brian Nichols, el jefe diplomático del Departamento de Estado para América latina, dijo en Twitter que el “hemisferio no puede mirar al otro lado mientras Ortega-Murillo socavan la democracia y seguridad regional”. La oficina del senador Marco Rubio, uno de los republicanos más influyentes del Congreso, dijo que la decisión del Gobierno de enviar al embajador Capitanich “a la jura ilegítima de Ortega es despreciable”.

Claramente otro de los temas que preocupa en EE. UU. es la posición de Argentina sobre derechos humanos, sobre todo en casos como Nicaragua, Venezuela y Cuba, países donde el Gobierno se ha resistido a condenar los atropellos.

Ayer fue feriado en Estados Unidos por el día de Martin Luther King y el ritmo de la ciudad se paralizó por la gruesa capa de nieve caída. Cafiero aprovechó conversar con Argüello los detalles de la agenda de su visita a Washington.

El canciller argentino tiene dos reuniones confirmadas para hoy: por la mañana con el secretario de Estado Antony Blinken en sus oficinas; y por la tarde, con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, tercera en la línea de sucesión y una de las figuras más influyentes.

Los mercados no creen en un rápido acuerdo con el Fondo

Los mercados no esperan grandes avances sobre la reestructuración de la deuda pública argentina en el encuentro de hoy entre los dos cancilleres.

Distintas fuentes del mercado local aseguran que para un acuerdo con el FMI no es decisivo este paso. “La clave es que Argentina presente un plan consistente y sustentable en el tiempo”, señalan desde una importante consultora.

La relación del mercado con la administración de Alberto Fernández no es la mejor. Desde que el Gobierno ganó las PASO en agosto de 2019, las acciones argentinas que cotizan en Estados Unidos se desplomaron, producto de la crisis que los inversores proyectaban sobre el país.

Bancos y energéticas -los papeles referentes- se derrumbaron hasta el 75% en solo meses. Y pese a que hoy existen en el mercado empresas “regaladas” nadie quiere adquirir una sola acción por la falta de perspectivas que presenta la Argentina.

Lo mismo se puede observar con el indicador del Riesgo País. Este indicador que muestra la sobre tasa se tiene al salir al mercado, ubica a la Argentina entre los cinco países con mayor riesgo a la hora de salir a tomar deuda. Hoy el Riesgo País se ubica por encima de los 1.800 puntos básicos, es decir que si el Gobierno quiere salir al mercado debería pagar una tasa de interés anual arriba del 20% en dólares. Deuda imposible de cancelar para cualquier país normal.

Martín Guzmán decidió no reunirse hoy con la oposición

El ministro de Economía Martín Guzmán no se reunirá hoy con los gobernadores y legisladores de Juntos por el Cambio (JxC) para brindarles detalles sobre la negociación con el FMI. La oposición cuestionó la postergación del encuentro y advirtió que así en el gobierno nacional “se encaminan al abismo”.

En JxC esperaban la reunión, hoy por la tarde con Guzmán. Aseguran que esa fue la fecha que planteó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, aunque no hubo una convocatoria oficial.

Sin embargo, en la Casa Rosada se limitaron a señalar que “no se está suspendiendo nada porque la fecha para ese encuentro no está definida”. También hubo fuentes gubernamentales que apuntaron a las contramarchas de Massa.

En la oposición interpretaron la falta de definiciones como un desplante. “Un final anunciado. El ministro de economía y el Gobierno sólo querían reunión con la oposición para que los aplaudiera, sin informar nada”, lamentó el diputado nacional por la Unión Cívica Radical Mario Negri.

Además, el legislador cordobés advirtió que en la Casa Rosada “están jugando con el futuro de los argentinos y de continuar así se encaminan al abismo”.

En línea se pronunció el presidente del interbloque de senadores nacionales de JxC, Alfredo Cornejo, quien consideró que la falta de definiciones respecto al encuentro que Guzmán tenía previsto mantener con gobernadores y legisladores de JxC representa un “ninguneo”.

“El gobierno prefiere ningunear a la oposición y no mostrar el aparente acuerdo con el FMI. Todo esto los pinta de cuerpo entero, aunque a mi no me sorprenden”, criticó el ex gobernador de Mendoza.

El diputado nacional por el PRO de Mendoza Omar De Marchi apuntó con dureza contra la administración nacional. “El gobierno de Alberto Fernández no sólo es inepto, sino claramente irrespetuoso. Todos sabíamos que la reunión para que Martín Guzmán explicara avances del acuerdo con el FMI era zaraza, pero suspenderla un día antes sin motivos, es reconocer que no saben donde están parados”, fustigó.

Lo concreto es que el ministro de Economía viajará a San Juan junto a su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y al presidente Fernández. Allí lanzarán un esquema de asociación público-privada para la producción de equipos de energía limpia.

Tal como publicó este medio, en el Congreso ya se barajaba la posibilidad de que el encuentro con Guzmán quede en suspenso.

El Ministro De Pedro cargó contra la oposición

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, cuestionó ayer a un sector de la oposición que “está poniendo palos en la rueda al hacer lobby en contra de un acuerdo con el FMI”.

“Pido cordura, pido racionalidad y pido autocrítica porque fueron los que endeudaron a varios gobiernos y a varias generaciones de argentinos. Tienen que ser parte de la solución y no seguir generando problemas”, aseguró de Pedro. Asimismo, el funcionario apeló a “ese sector de la oposición más racional que tiene un discurso constructivo, a que no se deje llevar por el otro sector que fomenta el boicot permanente”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cafiero busca apoyo político a la posición argentina ante el FMI