El avión puso en evidencia el avance de los capitales árabes en Río Negro

Hay un enclave en torno del paraje El Foyel, del que también participa Lago Escondido, la estancia del multimillonario inglés Joseph Lewis.





El aterrizaje de un avión de la Fuerza Aérea de Emiratos Árabes Unidos en el aeropuerto de Bariloche tal vez habría pasado inadvertido si no fuera porque debió ser retenido por problemas aduaneros. Gracias a eso, el avance de capitales extranjeros, y específicamente del mundo árabe, en el sudoeste de la provincia de Río Negro quedó expuesto como una evidencia en crecimiento.

El gobierno rionegrino se desentiende del asunto porque considera que es jurisdicción nacional la fiscalización de la mercadería que entra a nuestro país y el control de la extranjerización de la tierra en áreas de frontera.

Como muestra el mapa que acompaña esta nota, los emiratíes y sus vecinos de Qatar no son los únicos extranjeros que eligieron ese rincón de la provincia para convertirlo en un enclave. De otro lado de la ruta nacional 40, hacia la cordillera de los Andes, hace un cuarto de siglo el multimillonario inglés Joseph Lewis se quedó con miles de hectáreas mediante una operación investigada por la Justicia (hay un fallo que declaró la causa prescripta y una apelación ante la Corte Suprema).

Otro actor de peso en Bariloche y en la misma zona de los árabes es la belga Burco, que desarrolló el country Arelauquen e hizo negocios con tierras rionegrinas por fuera del parque nacional Nahuel Huapi.

RÍO NEGRO reveló en 2017 que el Grupo Burco fue consolidando una unidad rural de 24.443 hectáreas en el departamento catastral de El Bolsón y parte del de Bariloche. Parte de estas tierras son las que pasaron a manos de los qataríes y emiratíes.

Baguales es un centro de esquí de alta gama. Su dueño es Baguales Acquisitions SA, una sociedad en la que figura el extenista Gastón Gaudio en sociedad con el qatarí Abdulhadi Mana A Sh Al-Haj.

Matar Suhail al Yabhuni Al Dhaheri nació en uno de los emiratos que conforman la federación, Abu Dabi. Es dueño de decenas de miles de hectáreas en la provincia de Río Negro.

Lago Escondido pertenece a Hidden Lake, de Joseph Lewis, que tiene, como Matar, intereses comerciales en Bahamas, un paraíso fiscal del commonwealth británico donde incluso tiene residencia.

Según la periodista Susana Lara, los sellos mediante los cuales Matar maneja 21.000 hectáreas en la zona de El Foyel son Diuna Inmobiliaria, Manzil y Estancia María, según publicó en el sitio El Cohete a la Luna.
En todas las operaciones aparecen las patas locales de los negocios. Los más notorios son Nicolás van Ditmar, lugarteniente de Lewis en Lago Escondido, y Federico Bertger, relacionado con Burco, que el miércoles supervisó las operaciones en Bariloche.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El avión puso en evidencia el avance de los capitales árabes en Río Negro