Qué se sabe hasta ahora de la cena entre Alberto y Cristina

El Presidente y la Vicepresidenta ya habían hablado el domingo pero esta vez el encuentro fue cara a cara.





Nota Actualizada 8.30hs. -Anoche cenaron en la Quinta de Olivos Alberto Fernández y Cristina Kirchner, en lo que fue el segundo contacto entre ambos, tras la charla telefónica que mantuvieron el domingo. El Presidente y la vicepresidenta se encontraron al final de una jornada, en la que la gran noticia fue el juramento como nueva ministra de Economía de Silvia Batakis.

Según distintos medios nacionales, la vicepresidenta llegó a Olivos alrededor de las 21 y el encuentro se prolongó por dos horas. La última vez que ambos se habían visto personalmente había sido hace un mes cuando compartieron el acto por los 100 años de YPF.

Según indicó Infobae, durante la cena CFK le reclamó -esta vez en privado- al Jefe de Estado que el manejo de los planes sociales esté a cargo de intendentes y gobernadores. Para Cristina la asistencia estatal tiene que dejar de estar tercerizada a través de las organizaciones. El planteo fue objetado por el mandatario que cuenta con el respaldo del Movimiento Evita, que conducen Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro.

Fernández y Kirchner habían conversado por más de una hora el domingo a la noche, a instancias de una intermediación de Estela de Carlotto, quien le insistió al presidente para que llame a la vicepresidenta. En esa charla, Cristina Kirchner dio su visto bueno a la decisión de Fernández de nombrar a Silvina Batakis para ocupar el ministerio de Economía.

Pese al buen clima que reinó ayer a la tarde en la Casa Rosada en la jura de Batakis, nadie en el oficialismo da por cerrados los conflictos de fondo. La cara seria de Sergio Massa en la ceremonia, para muchos, refleja heridas internas sin suturar.


Una jornada agitada


La jornada política de ayer arrancó bien temprano, en la explanada de Casa Rosada, con el jefe de gabinete Juan Manzur negando más cambios en el gabinete y ratificando a Sergio Massa como presidente de la Cámara de Diputados. Más tarde, la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, se pronunció igual, aunque precisó nombres: “No hubo ofrecimiento a Massa”, afirmó Cerruti.

Menos de 24 horas antes, tanto desde el entorno presidencial como cerca de Massa, coincidían en que Alberto Fernández y el referente del Frente Renovador habían discutido distintas fórmulas para su incorporación al gabinete. De acuerdo a esas versiones, Massa puso condiciones (control de la AFIP, del Banco Central y del área económica) a las que no accedió Fernández. Tamaño avance del massismo hubiese sido, además, difícil de digerir por el kirchnerismo.

Massa llegó más temprano que otros dirigentes a la casa de Gobierno. Se reunió con Fernández. Junto a otros diputados nacionales, los dos se sacaron una foto para promocionar la promulgación de la ley de alivio fiscal a monotributistas. Massa hubiese querido un acto político más potente para festejar la ley que impulsó. Acaso esa frustración se reflejó en su cara durante la jura de Batakis.

La flamante ministra desayunó ayer en la Quinta de Olivos, donde la recibió Alberto Fernández.  Estuvo el Santiago Cafiero, acaso el principal hombre de consulta del presidente.

Más tarde, Batakis se reunió con Miguel Pesce. El titular del Banco Central fue quien le sugirió a Alberto Fernández que Batakis era una buena opción para remplazar a Guzmán. Se lo dijo ya el sábado, según comentaron a este medio, horas después de conocida la renuncia de uno de los funcionarios más criticados por el kirchnerismo. “La deuda en pesos se defiende y no se pone en duda su pago”, fue una de las conclusiones de la reunión entre la nueva ministra de Economía y el presidente del Banco Central, un sobreviviente de las crisis económicas de la gestión Fernández.

Por ahora no volaron cascotazos kirchneristas contra Batakis, la primera fueguina en acceder al gabinete de ministros. La nueva ministra labró un excelente vínculo como encargada de la relación del ministerio del Interior y las provincias con el ministro Wado de Pedro.

Aún así persisten los interrogantes. ¿Batakis será tan celosa del déficit fiscal como creyó el kirchnerismo  lo era Guzmán? ¿Respetará los límites que el exministro encontró en el área de Energía de la Nación, manejada por funcionarios de La Cámpora?


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Qué se sabe hasta ahora de la cena entre Alberto y Cristina