El sorismo toma recaudos y junta avales para un partido vecinal

El riesgo de perder el control del sello del PJ encendió alarmas en el oficialismo de Roca, de cara a las elecciones del 2023.





El conflicto político y judicial que atraviesa el PJ de Río Negro empezó a preocupar a un sector importante del peronismo. Tanto, que en Roca ya tomaron previsiones y empezaron a reunir avales para la conformación de un partido vecinal, para garantizar una herramienta electoral a la intendenta, María Emilia Soria, en la búsqueda de la reelección.

La información fue confirmada por referentes del entorno de la mandataria, indicando que se transita por la etapa inicial del proceso exigido por la Justicia Electoral de la provincia.

Ese sendero pone como primer requisito la presentación de avales -que no implican una adhesión a una plataforma electoral, sino a la incorporación de una nueva fuerza a la vida democrática- para pasar luego a las fichas de afiliación, que sí representan un apoyo explícito a las ideas y objetivos declamados por el partido.

El Código Electoral de la provincia (Ley 2.431) prevé que para que una agrupación sea reconocida para actuar como partido político municipal en determinado distrito electoral, deberá solicitar tal reconocimiento por ante el Juzgado Electoral, acreditando una adhesión inicial del medio por mil (0,5‰) de los electores del municipio de que se trate, con un mínimo de veinte (20) adhesiones.

Luego, el reconocimiento definitivo requiere de la afiliación de un número de electores no inferior al dos por mil (2‰) del total de inscriptos en el último padrón electoral.

En Roca -que tiene unos 80.000 electores- esos umbrales serían entonces de unos 40 avales y 160 afiliados, una cantidad que no debería representar un esfuerzo significativo para el oficialismo local.

Los dirigentes consultados indicaron que la decisión de emprender un camino “vecinalista” se tomó en virtud de la extensión de la batalla judicial por el sello del PJ.

Cabe recordar que en julio pasado, el sector que responde al senador Martín Doñate definió la incorporación del partido a la coalición Nos Une Río Negro. Luego, el Tribunal de Disciplina (con mayoría sorista) resolvió la suspensión temporaria de afiliaciones para una decena de dirigentes, muchos de ellos autoridades que protagonizaron la “mudanza” a la nueva alianza. Y en medio de ese debate jurídico, todos esperan la resolución de la Cámara Nacional Electoral sobre el proceso para la elección de congresales del partido.

Con tanto para definir, desde el oficialismo roquense se advirtió el riesgo de llegar al 2023 sin el control mínimo dentro del PJ, como para garantizar la presentación de candidaturas dentro del Frente de Todos, la estructura que integra el sorismo desde hace 20 años (inicialmente llamada Frente para la Victoria).

“Si tenemos razones para sospechar que a nivel provincial van a llevar al PJ a una colectora de Juntos Somos Río Negro, a través de Nos Une, también hay razones para pensar que en Roca puede pasar lo mismo. Mejor, tomar recaudos”, sintetizó una de las fuentes del sorismo consultadas.

También hay que computar que el oficialismo roquense ya no cuenta entre sus filas al Movimiento de Apertura Democrática (MAD), partido que en otros años electorales sirvió como instrumento para formalizar las listas locales del sorismo. El presidente de ese partido, Diego Iraldi, se fue del gabinete de Soria meses atrás y en los últimos días desde la fuerza emitieron un crítico documento relacionado con las medidas tomadas por el gobierno roquense para reorganizar el tránsito en la ciudad.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El sorismo toma recaudos y junta avales para un partido vecinal