La Aduana habilitó dos depósitos fiscales en Neuquén ¿y la zona franca de Zapala?

La AFIP dio el visto bueno para que la empresa Petroplastic de Junín de los Andes sea permisionaria de un depósito fiscal, el segundo que tiene Neuquén. La zona franca de Zapala aún espera el permiso de la Aduana.

Por un plazo de diez años, la Administración Federal de Ingresos Públicos a través de la Aduana le dio el visto bueno al depósito fiscal particular de la empresa Petroplastic en Junín de los Andes. De esta manera, Neuquén pasó a contar con dos depósitos privados donde se pueden alojar mercaderías destinadas a la exportación o importación. El otro está ubicado en Centenario.

La subdirección General de Operaciones Aduaneras del Interior resolvió que dio por readecuado el inmueble de la empresa ubicada en el Parque Industrial de Junín de los Andes y que queda bajo la jurisdicción de la dependencia aduanera de San Martín de los Andes.

Tendrá una superficie de 617,94 metros cuadrados, de los cuales más de la mitad corresponde a superficie cubierta. El trámite comenzó en 2016 y debió pasar por, al menos, una decena de organizaciones que fiscalizaron y dieron su aval a requisitos que se exigían. En el listado de Aduana figura este depósito para el almacenamiento de fibra de vidrio, resina y endurecedor.

Tras el permiso administrativo, el depósito figura en la tabla de lugares operativos del sistema informático Malvina.

Los depósitos fiscales facilitan las operaciones de exportación e importación y son una ventaja al momento de la incorporación de mercadería que se puede utilizar en forma parcial por parte de los importadores.

En octubre de 2021, se inauguraron las instalaciones del Depósito Fiscal y Aduanero del Neuquén S.A., ubicadas en Centenario.

La inversión facilitó los servicios que favorecen el comercio exterior y la logística comercial de la región. El predio, ubicado en el Parque Industrial de Centenario, a solo 10 km del Aeropuerto Internacional del Neuquén y a 100 km de Vaca Muerta, cuenta con instalaciones que alcanzan los 21.200 metros cuadrados.

Por la ubicación del complejo tiene una doble función que es dar servicios para la fruticultura y también para la industria hidrocarburífera.

En el lugar, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, Senasa, habilitó una dependencia para realizar el proceso de certificación sanitaria y también para la atención al público.

A diferencia de las zonas francas en las que se interviene otra legislación y de la cual Neuquén aún carece de la habilitación en Zapala, los depósitos fiscales son lugares operativos habilitados por la Dirección General de Aduanas para la realización de operaciones aduaneras inherentes al almacenamiento de mercaderías sólidas, líquidas y gaseosas que se encuentran bajo el control del servicio aduanero.

Según indicó la Aduana, las áreas de almacenamiento habilitadas serán los únicos lugares operativos autorizados para operar como depósitos fiscales.

Se podrán habilitar en tal carácter desde recintos cubiertos, predios abiertos plazoletas, tanques, silos y celdas.

El permisionario de depósito fiscal es el sujeto autorizado para administrar y debe cumplir la normativa aduanera y la custodia y conservación de las mercaderías almacenadas en su depósito, siendo responsable disciplinaria, infraccional, penal y tributariamente por estas obligaciones, de manera directa, indelegable e intransferible


Qué pasa con la zona franca


La Zona Franca Zapala espera por su habilitación definitiva por parte de la Aduana, inauguró servicios en 25 de las 250 hectáreas que cuenta el predio y proyecta un desarrollo en sus instalaciones con la radicación de empresas que ya reservaron sus lotes.

Según indicó el gobierno, la Zona Franca de Zapala es un territorio extra aduanero dentro del territorio nacional; esto quiere decir que dentro de su perímetro, las mercaderías que ingresan desde el exterior no pagan derechos de nacionalización, ni están expuestas al régimen de SIRA -Sistema de Importaciones de la República Argentina- como las importaciones al territorio general.

Esto implica una gran ventaja para las empresas (usuarios) que se establezcan en Zona Franca Zapala. Asimismo, a estos beneficios otorgados por la Ley 24.331/94 se deben agregar otros como la exención total de impuestos a los servicios básicos (energía, agua, gas, comunicaciones), a los materiales de obra civil con destino final a zona franca, sumados a la eximición del pago de ingresos brutos a los usuarios de zona franca.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios