Legislaturas secretas: una red siempre al servicio de la política, con “ilustres” refugiados en Río Negro

Exministros, intendentes que no renuevan, legisladores que terminan mandato pero no se van... todos aparecen en registros oficiales revelados en el marco de una investigación federal.

Sólo la mitad de los sueldos que pagó la Legislatura de Río Negro en los últimos meses fueron para trabajadores de planta permanente. Los “auxiliares” se llevaron el 40% de los depósitos realizados por ese poder, englobados en un staff que tiene el sutil nombre de “planta temporaria” pero que en realidad refugia desde hace años a más de un dirigente político que en perdió poder o directamente elecciones a nivel municipal y provincial.

Los registros de personal legislativo durante la gestión 2019-2023 muestran casos emblemáticos. El más notorio es protagonizado por el exministro nacional, exlegislador y todavía influyente Daniel Sartor, quien cumplió en diciembre pasado 20 años en la Legislatura, los 12 últimos como empleado “temporario” de la Secretaría Administrativa.

Pero lo extremo de ese caso no quita argumentos para hablar de una práctica extendida durante los últimos años en la política provincial, que una y otra vez abrió las puertas –y principalmente su presupuesto- para contener a miembros del elenco estable de los partidos.

Los datos sobre la estructura de personal del parlamento rionegrino fueron publicados días atrás en el marco de una investigación federal de Ruido, una red nacional de periodistas de investigación, expertos en datos abiertos y referentes de organizaciones civiles, que regularmente produce informes para romper el silencio sobre la corrupción y los abusos de poder, con el objetivo de mejorar la calidad de la democracia argentina.

En conjunto con Poder Ciudadano, el último trabajo publicado fue “Legislaturas secretas”, donde se reveló que en casi el 90% de las provincias se ocultan datos sobre personal o uso de fondos dentro de los poderes legislativos.

En el caso particular de Río Negro, se detectó que durante el período 2019/2023, cuando la provincia estuvo gobernada por Arabela Carreras y Alejandro Palmieri, llegó a haber casi 18 empleados por legislador, con una estructura que rondó siempre los 800 sueldos mensuales.

Dentro de ese mundo, el poderío de Juntos Somos Río Negro puede medirse en números, ya que ese bloque oficialista que tenía 28 de los 46 legisladores llegó a diciembre del 2023 con 240 empleados, entre planta y temporarios. La cifra representa el 66% de los 360 agentes que estaban asignados a las seis bancadas reconocidas, con un 60% de los escaños en manos del partido de gobierno.

Pero además de cuántos, los registros oficiales permiten ver quiénes cobraron de la Legislatura, al menos hasta fines del año pasado.

Es ahí donde aparecen más dirigentes de la otrora poderosa UCR rionegrina, que gobernó la provincia durante 28 años.

Juan Accatino, Alfredo Pega y Alejandro Betelú, exlegisladores, y respectivos exministros de Producción, de Desarrollo Social y de Salud y Desarrollo social de la provincia, son también miembros de la Secretaría Administrativa, igual que Sartor. Accatino fue designado en 2019, pero Pega y Betelú figuran con ingresos en el 2011, es decir que luego de su período como legisladores continuaron como agentes del parlamento.

Claro que no son los únicos exlegisladores radicales que terminaron el mandato, pero no volvieron 100% al llano. Dentro de ese universo aparecen Marcelo Cascón, Aníbal Hernández y Fernando Grandoso, quienes ocupan un espacio en la seguramente enorme Secretaría Administrativa. Allí también figuran Daniel Cortés (exmiembro de la Alianza liderada por la UCR y hermano del actual intendente de Bariloche, Walter Cortés), Claudio Lueiro (extitular del PPR), Patricia Ranea y Adrián Torres.

Por el lado del actual oficialismo, los exmiembros de la bancada Beatriz Contreras, Tania Lastra (actual titular de Función Pública), Sandra Recalt y Oscar Díaz surgen entre esos 240 colaboradores de JSRN.

En la orilla peronista, el exlegislador José Luis Zgaib tuvo al menos hasta el 2023 un lugar asignado dentro del bloque Unidad Ciudadana. En tanto, el barilochense Marcos Catalán aparece también en la Secretaría Administrativa, designado en mayo del 2016.

Antes intendentes, luego asesores

Entre quienes tuvieron municipios a cargo y luego pasaron a ser “auxiliares legislativos” en el período 2019/2023 están la exintendenta de Allen, Sabina Costa, designada en la Secretaría Administrativa desde el mismo 10 de diciembre del 2019 en el que aquella dejó el municipio.

Los peronistas Javier Iud, hoy titular de ARSA y Gilberto Montanaro, exjefes comunales de San Antonio Oeste y de Cervantes, surgen con designaciones a diciembre pasado en Sede Central y en Unidad Ciudadana.

La generosa Secretaría Administrativa de la Legislatura también contuvo a la exministra de Educación de la provincia, Mercedes Jara Tracchia, desde el 6 de junio del 2022, es decir, apenas dos semanas después de que la entonces gobernadora Carreras la sacara de su equipo.

La lista de sueldos legislativos tiene también apellidos que se repiten varias veces.

Por ejemplo, Azul Berros, hermana del legislador peronista José Luis Berros también ocupó un lugar entre los asesores de la Legislatura.

Lo mismo ocurre con Lilia del Carmen Vera Lastra, hija de la actual funcionaria del Ejecutivo, aunque en este caso revista como personal de planta permanente, asignada al bloque de Juntos Somos Río Negro.


Radiografía legislativa


Los registros oficiales del año 2023 muestran los siguientes números sobre la planta total de la Legislatura de Río Negro.

Total de sueldos: 805
Planta Permanente: 425
Planta Temporaria: 317
Con cargo electivo: 47
Funcionarios: 16

La distribución del personal en los bloques.
Total: 366
JSRN: 240
Frente de Todos: 68
Unidad Ciudadana: 23
Juntos por el Cambio: 15
Frente Renovador: 14
Frente Grande: 6

Una “gran” secretaría

73
personas aparecen como dependientes de la Secretaría Administrativa del Poder Legislativo de Río Negro.

Maestranza

104
personas integran ese plantel en la Legislatura de Río Negro, según la nómina oficial difundida por autoridades parlamentarias.

Varios con pasado en el Ejecutivo provincial


Los listados de personal que difundió la Legislatura de Río Negro para la investigación de la Red Ruido permiten detectar también a varios exmiembros del Poder Ejecutivo provincial, cobrando como asesores del parlamento al menos hasta diciembre pasado.

Aparecen en ese segmento Luis Ayestarán (titular del Ipross en 2014 y de Lotería entre 2015 y 2020); Juan José Deco (exministro de Desarrollo Humano, designado en el parlamento en febrero del 2023), Matías Rulli (exsecretario general de la Gobernación, nombrado en el 2020 por el bloque Frente de Todos) y Osvaldo Rampelotto (director de Cooperativas y Mutuales en la anterior gestión de Alberto Weretilneck y con puesto legislativo desde el 2019).

Dentro del bloque de Juntos Somos Río Negro de la gestión 2019/2023 también figuran el exfiscal de Investigaciones Administrativas, Pablo Berraz y el apoderado del partido de gobierno para las elecciones del año pasado, Damián Torres, recientemente adherido a La Libertad Avanza.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora