Trident, la minera de Andacollo, quedó a un paso de la quiebra

Venció el plazo para obtener acuerdo de los acreedores y pagar su deuda. No llegaría a reunir los avales necesarios.





El acuerdo propuesto por la minera Trident Southern Explorations de Argentina para cancelar las deudas que dejó con sus acreedores tras la salida del yacimiento de oro y plata de Andacollo no llegaría a lograr las adhesiones necesarias para superar el concurso preventivo. Ayer se cumplió el plazo que tenía la firma para reunir conformidades equivalentes a más de un 66% del capital adeudado y, si bien se espera que el resultado se conozca hoy, ya venía anticipado que estaba «lejos» del objetivo.

En una audiencia informativa realizada el viernes pasado, el apoderado Martín Freier les explicó a los representantes de la estatal Cormine y algunos de sus acreedores el estado de situación de las negociaciones y concluyó que las conformidades estaban «lejos de ser obtenidas», según consta en el acta de la reunión. La empresa había advertido que, de no haber novedades, no pediría una extensión del plazo, cuyo tiempo formal venció ayer.

Trident ingresó en concurso de acreedores en mayo del 2020, tras varios meses de conflicto por la paralización de la mina del norte neuquino y el retraso en el pago de salarios a los 240 trabajadores que ocupaba en el proyecto.

El presidente de Cormine, Martín Irigoyen, ya había advertido que la propuesta de pago acercada por la firma era «inaceptable» y analizó que nunca tuvo un interés real de negociar, sino de «cumplir los pasos formales que demanda el concurso».

Si el rechazo se confirma, Trident podrá declararse en quiebra y los bienes que tenga pasarán a un proceso de remate judicial.

Entre la deuda con la minera estatal, el EPEN y la Fiscalía de Estado, el crédito a favor de Neuquén equivale a unos 242 millones de pesos. Entre otros conceptos, a Cormine la empresa le quedó debiendo la garantía de 1 millón de dólares que era condición para empezar a operar, el pago del canon de exploración, además de varios meses de tasa de vigilancia.

Trident ofreció pagar a los acreedores quirografarios (comunes) el 60% del crédito adeudado en 36 cuotas mensuales, con un año de gracia. El informe de la sindicatura detalló que esta deuda incluye 825,3 millones de pesos (101,3 millones en moneda nacional y el equivalente a 7,2 millones de dólares). La propuesta fue la misma para los acreedores privilegiados, cuyo crédito es menor, de 2,3 millones de pesos.

La empresa ganó la concesión de la única mina metalífera de la provincia en el 2016 con una promesa de inversión de 164 millones de dólares en 25 años. Nunca llegó a comenzar la producción.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Trident, la minera de Andacollo, quedó a un paso de la quiebra