Weretilneck, entre las “vías institucionales” con Milei y los temores al efecto Macri

El gobernador electo desestimó que su presencia en Buenos Aires se relacione con acciones para contactarse con Milei. La atención por la eventual incidencia del exmandatario argentino. Lo último del armado provincial.

Su rápido viaje a Buenos Aires generó especulaciones, pero el gobernador electo Alberto Weretilneck encuadró ese traslado a “tareas parlamentarias” y dedicarse a la conclusión de su gabinete, que oficializaría la semana próxima.

Desestimó, en cambio, cualquier acción suya de acercamiento al presidente Javier Milei, aclarando que “el vínculo será por la vía institucional”. Fue un recurrente mensaje que expresó a quiénes ayer se comunicaron con él, tras conocerse su presencia en Buenos Aires y seguida de la versión de contactos con actores cercanos al libertario.

“No conozco a nadie de Milei”, exageró en la intención de voltear cualquier canal posible cuando se sabe del trato que existió con el ahora designado ministro de Justicia, Mariano Cuneo Libarona quien encabezó la estrategia jurídica de su pretendida habilitación constitucional para un tercer mandato como Gobernador.


El próximo gobernador continúa con el diseño de su organigrama, con bajas, de ministerios. Trabajo se integrará a Gobierno y la SENAF a desarrollo social.


Esa aclaración transmitida a los suyos y difundida tiene una razón: desactivar acciones y miradas donde aparezcan con maniobras suyas en la búsqueda de Milei que pueda interpretarse como un redireccionamiento político después del apoyo a la candidatura presidencial de Sergio Massa.

“El vínculo será institucional”, insistió internamente, desestimando otras opciones. “No tengo nada que ver con Milei”, transmitió. “Lo mío no está en privatizar nada”, reafirmó en algunas charlas.

Weretilneck se llamó a silencio con los medios mientras evalúa el proceso iniciado por el libertario.

La preocupación no se oculta en el oficialismo y hay motivos reales. El futuro gobernador confiaba de que Nación colaboraría con Río Negro si Massa se transformaba en el próximo presidente. Ahora, el acceso del líder de LLA exigirá revisar estrategias y relaciones para avanzar en los planes y políticas proyectadas para la Provincia, desde inmediatos financiamientos hasta los acompañamientos en proyectos de desarrollo.

Puede existir un riesgo adicional y es la incidencia efectiva del expresidente Mauricio Macri en la administración de Milei.

Ocurre que el porteño acumuló bronca hacia el rionegrino y, últimamente, ya hace pública esa hostilidad. En enero, en Bariloche, Macri declaró que Weretilneck era una de sus “grandes desilusiones”.

Esa situación se evalúa en el oficialismo rionegrino aunque falte aún precisar qué poder tendrá el líder del PRO. Vale la atención si, como se advierte, el exmandatario volvería con desquites personales.

Mientras tanto, Weretilneck intenta concentrarse en lo provincial. Tenía postergada esa tarea que la retomó después de la elección del domingo. Debe cerrar el organigrama, que presentan alteraciones continúas por los reagrupamientos de áreas.

El último borrador sigue con la reducción de la estructura ministerial, dejando a Trabajo en una secretaría dentro de Gobierno y en esa cartera se potenciaría Modernización. Además, la SENAF se integraría a un renombrado ministerio de Desarrollo Social.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios