Por la crisis, muchos barilochenses se quedan a estudiar en la ciudad

En el Centro Regional Universitario Bariloche, se incrementaron las solicitudes de becas. 



En el Crub, este año hubo 680 nuevos inscriptos, un 7,5% más de ingresantes que en 2018. Foto: archivo

En el Crub, este año hubo 680 nuevos inscriptos, un 7,5% más de ingresantes que en 2018. Foto: archivo

El número de estudiantes inscriptos en la sede andina de la Universidad Nacional de Río Negro y el Centro Regional Universitario Bariloche (Crub) aumentó levemente este año en relación a los anteriores.

En el caso de la UNRN, advirtieron que el número está estabilizado en torno a los 2800 alumnos. “Los nuevos inscriptos este año fueron del orden de 1.160, cifra apenas ligeramente superior a la del 2018”, esbozaron.

En el caso del Crub, este año hubo 680 nuevos inscriptos, un 7,5% más de ingresantes que en el 2018. Así, el número de nuevos inscriptos fue aumentando paulatinamente, desde 602 en el año 2016, 517 en el año 2017, 629 en el año 2018 y 680 en el año 2019″, puntualizaron desde la institución.

El incremento en la cantidad de ingresantes este año se debe principalmente al aumento del 37,5% en la Licenciatura en Enfermería que cuenta con un título intermedio transcurridos tres años de cursado que habilita a trabajar como enfermero profesional.

Desde el año 2011 al 2017, el 45 a 50% de los ingresantes al Crub eran originarios de Bariloche o Dina Huapi; el resto provenía de otras ciudades rionegrinas u otras provincias.

En el 2018, en cambio, los estudiantes barilochenses inscriptos alcanzaron el 57%. “Esta tendencia pueda explicarse, posiblemente, por la actual situación económica de muchos hogares que aunque evalúen como importante la educación superior, les es imposible pensar en enviar a sus hijos a universidades más distantes, por los costos que esto acarrea”, indicaron desde la casa de estudios y aseguraron que para el año 2019, aun se cuenta con datos parciales pero se advierte la misma tendencia de aumento.

Desde el Crub, acotaron que “la complejidad de la actual situación económica puede también evidenciarse en la cantidad de solicitudes de becas recibidas por la institución”. El promedio de solicitud de becas para el período 2014-2018, fue de 22 de inscripciones completas; mientras que para el año 2019 estos pedidos se duplicaron (hubo 43 solicitudes presentadas).

Desde la Universidad de Río Negro, explicaron que ofrecen varias alternativas de horarios de cursadas. “Desde el comienzo, tenemos una importante proporción de estudiantes que trabajan. Este año estamos intentando mejorar la oferta de materias como inglés que es requerida en muchas carreras a fin de disminuir las superposiciones de horarios”, dijeron desde la sede andina.


Comentarios


Por la crisis, muchos barilochenses se quedan a estudiar en la ciudad