Preocupa a Fopea y Adepa ofensiva contra periodistas

Denuncian campaña de estigmatización y persecusión. Cuestionan expresiones de Oscar Parrilli y videos de Cristina Fernández. Respaldo a Lanata, Majul y otros comunicadores.



Organizaciones del país que defienden la libertad de expresión se mostraron preocupadas por la eventualidad de que desde la Justicia se impute o, incluso, se disponga la detención de periodistas a los que se vincula con una supuesta maniobra de espionaje durante el gobierno macrista.

Repudiaron también expresiones que atacan, en particular, a los periodistas Jorge Lanata y Luis Majul.

El primero fue comparado con el represor Alfredo Astiz por el senador neuquino Oscar Parrilli, hombre de gran cercanía con la vicepresidenta Cristina Fernández.

Respecto de Majul, circulaba anoche la versión de que podría ser imputado en la causa de Lomas de Zamora a cargo del juez Federico Villena, quien ya ordenó la detención de una veintena de personas a las que se involucra con el espionaje ilegal. En ese sentido, el periodista Marcelo Longobardi dijo anoche en TN que manejaba la versión de que el magistrado podría detener a “a dos periodistas” empujado por operadores K y abogados de las querellas. Uno podría ser el propio Majul, conductor de La Cornisa por La Nación+. Por su parte, el juez Villena rechazó eximiciones de prisión de los 22 ex funcionarios y espías que ordenó detener en un gran operativo y semanas atrás allanó la productora del periodista Rolando Graña

Juez Federico Villena, a cargo de la causa llamada "espionaje M".

En tanto, Daniel Llermanos, abogado del sindicalista camionero Julio Moyano y sus hijos, pedirá el lunes la imputación de Majul en la causa de Lomas de Zamora.

El Foro de Periodismo Argentino (Fopea) sostuvo frente a este embate contra la prensa: "Cuando la democracia necesita más que nunca encontrar los consensos, declaraciones como las del senador Oscar Parrilli afectan el clima de respeto y de diálogo. Con esto, solo se consigue imponer miedo y autocensura, y se atenta contra la libertad de expresión", sostuvo la entidad.

Por su parte, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) señaló su preocupación por “distintos hechos sucedidos en las últimas semanas, en los que figuras políticas han vuelto a elegir a medios y periodistas como sujetos de estigmatización en el discurso público. No nos referimos a la réplica o el debate frente a informaciones u opiniones, prácticas siempre bienvenidas en una sociedad democrática, sino a señalamientos personales que pueden conducir a la intimidación o la agresión”.

Añadió: “A nuestro juicio, los recientes videos que señalan a periodistas, posteados por la vicepresidenta de la Nación, no contribuyen en modo alguno a ese clima. Pretender responsabilizar a un periodista por el origen de una información o identificarlo con quien puede ser una de sus fuentes es desconocer la esencia del periodismo de investigación. Además, esto afecta el derecho a resguardar el secreto profesional, amparado por la Constitución Nacional”, expresó Adepa.

También la Academia Nacional de Periodismo (ANP) pronunció un "enfático repudio a las actitudes o declaraciones que significan hostigamiento u ofensas a periodistas. Es especialmente preocupante el caso del periodista Luis Majul, quien denunció una campaña de seguimientos, amenazas y calumnias en su contra por parte de personas vinculadas al partido gobernante".

No solo Majul y Lanata vienen siendo atacados. Lo mismo ocurrió contra Nicolás Wiñazki de TN, Alfredo Leuco y, varios meses atrás, contra el periodista de Clarín Daniel Santoro procesado por el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla en la causa denominada Operación Puff, en la que se encuentra detenido el abogado Marcelo D'Alessio.

Incluso, días atrás, el titular del sindicato Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, dijo en un canal de televisión nacional que se presentará como querellante en la causa de espionaje y extorsiones, conocidas como caso D'Alessio, al señalarse víctima de esos delitos durante el gobierno del expresidente Mauricio Macri. Dentro de esas maniobras involucró al diario RÍO NEGRO y a su periodista Ítalo Pisani, por la investigación periodística "El jeque petrolero", que realizó hace tres años junto a Javier Lojo.


Comentarios


Preocupa a Fopea y Adepa ofensiva contra periodistas