Preocupación tras dos nuevas denuncias por agresiones y un robo en un colegio de Cipolletti

Dos estudiantes de la ESRN 15 fueron agredidos, y se sospecha que uno fue victima de robo. La semana pasada un alumno amenazó a otro con un cuchillo. El autor de los hechos está demorado y hay quejas de la Policía contra los directivos.



Este lunes dos jóvenes estudiantes de la ESRN N° 15 fueron agredidos y uno de ellos también podría haber resultado victima de un robo, en dos hechos de violencia que se suman a lo ocurrido la semana pasada en ese mismo establecimiento. Intervino personal policial de la Unidad 32 y de Salud. Criticas de la Policía hacia el director del colegio. El presunto agresor se encuentra demorado, y según informaron, se trataría de una cuestión personal. El caso pasó a manos de la fiscal Rocio Guiñazu.

El comisario de la Unidad 32 del barrio La Paz, José Fratini, explicó que se trató de dos hechos y que se enteraron primero de lo ocurrido cerca de las 13:30 por un llamado al 911. Más tarde la madre del joven de 18 años presentó la denuncia. El otro hecho fue a la mañana, también en las afueras del colegio del barrio San Lorenzo.

Según relató el Policía, tras un llamado al Comando Radioeléctrico informando sobre una pelea en las inmediaciones de este colegio, se presentaron en el lugar.

"El director es la segunda vez que no quiere colaborar con nosotros", reclamó el uniformado y se remontó a otro hecho de violencia que ocurrió la semana pasada. "Se negó a decir que había sucedido, inclusive no quiso identificarse", remarcó sobre la pelea que se dio entre dos estudiantes y que inició afuera del colegio.

El comisario argumentó que el directivo "traslado el problema del exterior al interior del colegio y no quería dejar ingresar al personal policial al establecimiento", se quejó.

El joven que fue agredido recibió algunos golpes y un piedrazo por parte de dos personas que se trasladaban en un Chevrolet Corsa. Se bajaron del auto, lo interceptaron en la calle y uno de ellos lo golpeó en el rostro, mientras que el acompañante le pegó con una "piedra de gran tamaño", también en la cara. El estudiante de 15 años debió ser trasladado al hospital y recibió puntos. "No te metas con mi novia", fue lo que le dijo el agresor, según informó el jefe de la Unidad policial.

Por la tarde la madre se presentó a realizar una denuncia penal y brindó detalles sobre el auto y sobre el agresor, lo que resultó de gran ayuda para dar con él.

Cerca de las 19 se acercó otra persona en la Comisaría, para radicar una denuncia sobre otro hecho similar, pero ocurrido a las 10. "El modus operandi es igual, y el auto también, pero en este caso bajó uno solo, le pegó y también dijo algo sobre que no se metan con su novia", mencionó Frattini. En este caso el agredido tiene 18 años, y cuando se fue el auto se dio cuenta de que le faltaba el celular.

"Quedó shockeado por el golpe que recibió, y sospechó que en ese hecho le arrebataron el celular", advirtió el Policía.

El presunto agresor tiene 21 años y fue detenido en el barrio La Paz. Se encontraba en condición de demorado, mientras se investigaba si se encuentra o no relacionado con los dos hechos denunciados. "Al parecer en el primer hecho el agresor se equivocó, y el joven agredido por la tarde se habría enviado mensajes con su novia", aclaró el comisario.

Otros hechos similares en ese colegio

Hace exactamente una semana, en el mismo colegio se generó otro hecho de violencia entre dos alumnos. Un joven quiso agredir a otro con un cuchillo, y luego tomó del cuello al director.

El referente de la delegación zonal de Educación, Luis Ríos se mostró preocupado por "el grado de violencia". "La escuela no es violenta, hay otros motivos que se insertan dentro de las escuelas", dijo y agregó que el joven "está descontrolado y los compañeros intentaron apaciguar los ánimos".

En este caso, la Policía también manifestó haber tenido inconvenientes con los directivos, que impidieron el ingreso y no brindaron información sobre el hecho.


Comentarios


Preocupación tras dos nuevas denuncias por agresiones y un robo en un colegio de Cipolletti