Produce quesos orgánicos en medio de la montaña

“Altos de Aluminé” es el emprendimiento que funciona en proximidades del Parque Nacional Lanín. Elaboran productos de septiembre a mayo. Se instalaron hace cuatro años.



Hace 20 años en una zona alta de montaña de la localidad de Aluminé en la provincia de Neuquén, situada en el centro oeste de la provincia, muy próximo al Parque Nacional Lanín, se construyó a través de un programa provincial una planta de lácteos, pero la prosperidad no tuvo éxito y se mantuvo cerrada durante 10 años pero no para siempre.

Sin embargo, una familia decidió cambiar la situación y solicitó el establecimiento para crear el primer emprendimiento de Neuquén dedicado a la elaboración de productos lácteos orgánicos, principalmente quesos semiduros. Fue difícil reactivar la producción, pero no imposible y después de cuatro años los productos se convirtieron en un referente de la región patagónica.

“La planta fue licitada a la Municipalidad de Aluminé hace cuatro años, la solicitamos para poder alquilarla y producir un producto que tenga materia prima de la zona. Así trajimos las primeras vacas lecheras en el 2006 y de a poco elaboramos un queso que resultó ser de primerísima calidad”, relató Jorge Martínez, fundador del establecimiento denominado Altos de Aluminé.

Es considerado único en la Patagonia porque la actividad casi no tiene lugar en la zona cordillerana debido a las características del clima. El emprendimiento familiar produce de septiembre a mayo debido a las bajas temperaturas y nevadas del invierno, cuando los animales deben ser trasladados a zonas con mayor amplitud térmica.

En números

25
vacas lecheras tiene el establecimiento de la montaña para la obtención de la materia prima.
60.000
litros de leche en 2018 se producen en Altos de Aluminé. Es un promedio de mil litros diarios.

El año pasado, se lograron obtener 60.000 litros de leche en un promedio de 1.000 litros por día. “A partir de nuestro tambo, único en la cordillera patagónica y ubicado en la costa del río Pulmari, elaboramos quesos y ricota. En la próxima temporada tendríamos listos los primeros dulces de leche. Todo producido bajo estrictos procedimientos que garantizan, además del sabor, una calidad excelente”, afirmó Martínez.

Según el intendente de la localidad de Aluminé, Gabriel Álamo “el trabajo de la familia es un modelo para mostrar y conocer, porque la industria de los lácteos es muy importante pero a la vez muy difícil de sobrellevar en la zona”.

Productos sin conservantes, estabilizantes ni colorantes es la ley primera del establecimiento. Por eso sea quizás que todos los años miles de turistas regresan para buscar un queso que no puede encontrarse en otro lugar del país.
“La mayoría de los visitantes no se lleva un pedazo de queso, sino un pedazo de nuestra Patagonia” sostuvo su fundador.

En jornadas que no duran más de cinco horas desde que la leche es ordeñada, obtener los quesos conlleva un total de 20 días para ser vendidos y llegar a la mesa. Sin embargo, el toque particularmente artesanal ha implicado su duración en los últimos cuatro años.

Hacia el futuro: Aumentar la producción

El crecimiento de la actividad lechera en la provincia es compleja, afirman especialistas y productores de Neuquén.
Las bajas temperaturas y los procesos que se deben llevar adelante con los animales requiere años de pruebas.
Solo con la constancia y el apoyo económico de organismos públicos es posible su desarrollo.
Los quesos y dulces de Aluminé, actualmente se encuentran habilitados por el municipio local pero requiere de la habilitación provincial para poder llegar al resto de la provincia e incluso a todo el país.
En pos de dicho objetivo, a través de la firma del Decreto 0634/19, la Subsecretaría de Producción del Ministerio de Producción e Industria de la provincia de Neuquén ofreció un aporte no reintegrable de $180.000,00 a favor de la Municipalidad de Aluminé, a fin de ampliar las instalaciones y habilitaciones necesarias para la planta de elaboración de lácteos.
Con la iniciativa, se puede aumentar más del 50 por ciento la cantidad de animales y consecuentemente los litros de leche extraídos por mes. “Actualmente tenemos 25 vacas lecheras, pero estimamos tener 60 el próximo año, es un aporte muy importante porque implica toda una cadena de trabajo que beneficiaría más personas” finalizó Jorge Martínez.


Comentarios


Produce quesos orgánicos en medio de la montaña