Proponen monitorear la prensa en Venezuela

El negociador estadounidense, William Ury, propuso un mecanismo de monitoreo de la prensa y televisión para mantener el "equilibrio informativo" durante la campaña por el referendo revocatorio al presidente Hugo Chávez del 15 de agosto, informó ayer el Centro Carter en Caracas.

Ury se encuentra en Venezuela por iniciativa del ex presidente estadounidense Jimmy Carter, cabeza del Centro Carter, que junto con la OEA es observador del proceso político en el país.

El mecanismo apuntará a "monitorear el cumplimiento de las pautas relativas a la publicidad, el equilibrio en los programas de opinión y el balance de la cobertura de informativa" durante el desarrollo de la consulta, informó la organización estadounidense en un comunicado. Esta propuesta fue formulada por Ury, un experto en solución de crisis, en las conversaciones que mantuvo esta semana con representantes del gobierno de Chávez y los medios de comunicación privados opositores, para crear un clima de paz previo al referendo presidencial.

El negociador explicó el viernes que el "monitoreo" forma parte de las "recomendaciones" que entregó al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que las integre en la normativa de campaña que está redactando para el referendo. Entre otras "recomendaciones" presentadas, destaca el compromiso de los medios de comunicación públicos y privados de mantener equilibrio en las propagandas del oficialismo y la oposición durante la campaña.

Asimismo, el equilibrio informativo en los programas de opinión y el compromiso de los conductores de estos espacios de trato de "respetuoso" y "equilibrado" a sus invitados, sean del oficialismo y la oposición. Ury también propuso un acuerdo entre los medios para no divulgar encuestas, ni proyecciones de resultados sobre el referendo desde el próximo 7 de agosto en adelante. Igualmente, la obligación por parte de los medios de "realizar una cobertura de los actos de campaña en sus noticieros", así como de el compromiso del gobierno de "no realizar cadenas presidenciales proselitistas".

Las conversaciones entre el gobierno y los medios intentan calmar la pugna que mantienen la mayoría de periodicos y las cadenas privadas de televisión con el presidente Chávez, quien los acusa reiteradamente de participar en el fallido golpe de Estado de 2002 en su contra.


Comentarios


Proponen monitorear la prensa en Venezuela