Puntillosa descripción de secuestros en junio de 1976 en el juicio La Escuelita VII

Para el fiscal José Nebbia, los acusados son responsables desde la planificación de los secuestros y traslados. La fiscalía reanuda hoy a las 9 su tercera jornada de alegatos. Las defensas alegarán el 2, 3 y 4 de noviembre. El 24 los acusados dirán las palabras finales

El fiscal José Nebbia detalló con puntillosidad los roles, funciones y órdenes de ejecución de detenidos - desaparecidos de los jerarcas de Inteligencia de Bahía Blanca acusados en el juicio por los secuestros ocurridos en Neuquén, Zapala, Cutral Co y Cinco Saltos , en junio de 1976.

La segunda jornada de alegatos de la fiscalía comenzó a las 8.30 y casi 10 horas después, la fiscalía no llegaba aún al pedido de condenas con el que concluye el alegato. Esto se conocería hoy.

Parte de las pruebas que exhibió en la pantalla durante la audiencia, incluyó documentos secretos logrados por el ex fiscal Hugo Cañón (ya fallecido) antes de que la Prefectura destruyera sus archivos de la represión.

La fiscalía presentó textos firmados por Osvaldo Páez, por ejemplo, en el que ordenaba y firmaba el secuestro de más de 370 detenidos -en un período de 6 meses, dijo- muchos de los cuales permanecen desaparecidos.


Hubo reprogramación de audiencias. El veredicto será el 1 de diciembre. Siguen los alegatos de la APDH, el Ceprodh y la querella de Eduardo Paris.


Se presentan como 15 inocentes. Parece que acá no pasó nada, nadie supo nada y saben más los familiares y las víctimas que estaban afuera que ellos de lo que ocurría con sus superiores”, criticó Nebbia.

El fiscal comenzó la acusación con una réplica a las indagatorias que realizaron los acusados hace semanas atrás. “No se salieron del libreto, como un guión en el que se busca neutralizar todo, no se enteraron de lo que pasaba en el V Cuerpo, parece que (el piloto) Juan José Capella venía acá (por los viajes a Neuquén en busca de cautivos) de turismo”, sostuvo.

Enumeró que el subcomisario de la Federal, Jorge Soza “habló de los atentados subversivos antes de junio de 1976 como si justificara” el accionar represivo; recordó que el imputado de la federal Miguel Ángel Cancrini “acusó al hermano de una desaparecida” en su indagatoria y que la misma actitud tomó el comisario de Río Negro, Enerio Huircaín, que “acusa a otros” al momento de hacer su descargo por las torturas que se le endilgan tras el secuestro ilegal de perseguidos políticos en la región.

Pasadas las 14 el fiscal dio inicio a la acusación contra los 15 imputados que llegaron a juicio.

Comenzó con Páez y adelantó que tenía el nivel de jerarquía d de estado mayor, para definir y planificar los secuestros y torturas en el Alto Valle.

Le endilgó el mismo poder de decisión y de responsabilidad a Carlos Alberto Taffarel, el piloto Juan José Capella y el jefe de Inteligencia del Comando de Neuquén, Oscar Reinhold.

“Walter Tejada (jefe de Inteligencia en Bahía) perseguía y fijaba el blanco acá en Neuquén”, describió.

Por la mañana, los integrantes del equipo de la fiscalía, David Mestre y Gabriela Schumacher terminaron de hacer una descripción de las 20 denuncias por las que se lleva a cabo este juicio. El día anterior, Nebbia había alcanzado a describir 9 denuncias, luego de una extensa explicación sobre cómo el plan sistemático de aniquilación de la subversión en el país y en la zona , había sido plasmado en reglamentos militares y documentos secretos que el ex comandante segundo del V Cuerpo, Adel Vilas, entregó a la Justicia en su declaración de 1987.

Sobrevivientes de la tortura en la región y organismos de derechos humanos acompañaron ayer la jornada de alegatos.

Frente al tribunal, se desarrolló pasado el mediodía un acción poética donde se presentó una edición inédita de los poemas de Mónica Morán, actriz, titiritera, ex estudiante de la Universidad del Comahue desaparecida y asesinada en Bahía Blanca en falso enfrentamiento luego de haber pasado por “La Escuelita” bahiense.

Hablan las sobrevivientes

Elida Sifuentes y Gladis Sepúlveda tenían 21 años y cursaban Trabajo Social en la UNC cuando fueron secuestradas y llevadas a la tortura en Bahía Blanca en los mismos vuelos que sus compañeras desaparecidas por las que se realiza este séptimo tramo del juicio Escuelita.

Sus casos fueron juzgados en Bahía con condenas firmes a perpetua para los jerarcas militares; y en Neuquén siguen las instancias del proceso. Se mostraron impactadas por la presentación del equipo fiscal y las inclusiones de la indagatoria del comandante Adel Vilas (1987) como parte del hilo argumental sobre el trabajo de inteligencia que había en la región sobre la militancia del PRT.

“Esperamos que el pedido de condena, sea acorde”, dijo Elida, quien destacó el alegato de la fiscal Gabriela Schumacher sobre los delitos sexuales “que expuso en función de lo que explicó la testigo Rita Segato, con un análisis de la apropiación de los cuerpos y lo que significa una violación durante el terrorismo de Estado”.

Para Gladis, el fiscal José Nebbia hizo una exposición integral de los hechos que abarcó lo conocido desde el primer juicio y que calificó de “brillante”.


Comentarios


Puntillosa descripción de secuestros en junio de 1976 en el juicio La Escuelita VII