Qué dice el municipio de La Angostura y los ocupantes sobre el enfrentamiento con la policía

Una inspección para constatar conexiones clandestinas a los servicios en el predio ocupado derivó en hechos de violencia. Desde el Municipio insisten que no pueden resolver la falta de viviendas en el corto plazo.

La toma de un predio del ISSN fue noticia esta semana una vez más, pero a partir de un violento procedimiento policial que dejó personas lesionadas con postas de goma que policías dispararon. También lanzaron gases lacrimógenos. Todo ocurrió el martes por la mañana, a pocas cuadras del Concejo Deliberante y del Municipio de Villa La Angostura.

La directora de Seguridad Interior Junín de los Andes de la Policía de Neuquén, comisario Rosana Bello, dijo que la Policía solo cumplió con una orden de la fiscalía de Villa La Angostura. Comunicó el martes por la tarde que desde el Ministerio Público Fiscal habían enviado dos oficios para establecer la existencia de conexiones clandestinas a los servicios de luz y de agua potable en el predio usurpado.

Bello sostuvo que los policías entraron al predio a constatar esos dos situaciones irregulares y fueron amenazados por personas de la toma. Aseguró que corroboraron las conexiones ilegales y secuestraron un cable y una manguera con la que se conectaban a la luz y la red de agua.

“La verdad que no nos avisó la Policía del procedimiento y nos enteramos por las noticias”, aseguró el secretario de Gobierno municipal, Javier de los Ríos. Fue el único funcionario que dio alguna información tras los hechos de violencia que ocurrieron en la toma. El intendente Fabio Stefani o el viceintendente Luciano Villalba ni siquiera respondieron los llamados.

De los Ríos dijo que la información que tenían era que la intervención de la Policía era para desarticular “lo que era un robo de electricidad y de agua”. “El personal policial tenía que entrar al predio a desconectar eso”, contó.
Señaló que la información que tenían era que personas de la toma no habían dejado entrar a la Policía. “Nos preocupa muchísimo que haya gente herida porque justamente veníamos evitando la violencia”, explicó.

Aclaró que desde el Ejecutivo municipal “no tenemos tanta incidencia en las decisiones que toman” desde la fiscalía o la provincia respecto a la toma del predio del ISSN. En octubre pasado, un grupo de familias se instaló en ese predio con el objetivo de visibilizar la falta de viviendas y lotes sociales en la localidad. Eran pocas personas. Pero en las semanas últimas la toma se expandió y allí viven unas 80 familias. La ocupación generó tensiones con vecinos de los barrios linderos.

Nosotros no tenemos la posibilidad de solucionar el problema de la falta de viviendas en el corto plazo”, reiteró el secretario de Gobierno.

Y recordó que si desde el Municipio pueden gestionar soluciones habitacionales cumplirán con el orden establecido en el registro oficial “donde hay mucha gente que viene esperando desde hace años” para acceder a una casa o un lote social.

De los Ríos sostuvo que se están gestionando tierras para tener una solución, “pero se van a aplicar los criterios que venimos llevando adelante”. Justamente, una de las definiciones del gobierno de Stefani es que no regularizarán tomas ni otorgarán soluciones habitacionales a personas que participen de usurpaciones de terrenos públicos o privados.

Comentó que el martes Stefani no se encontraba en Villa La Angostura porque había viajado a la ciudad de Neuquén para hacer varias gestiones, entre ellas, lo que tiene que ver con conseguir tierras para loteos sociales.

De los Ríos aclaró que desde el Municipio ya no pueden mediar. Las tierras del predio usurpado pertenecen al ISSN. “Ya pasamos la etapa de la mediación”, aseguró. Esa instancia de conciliación con los representantes de las familias de la toma se hizo en noviembre pasado, pero no se llegó a ningún acuerdo.

Las familias de la toma reclamaban el martes que los policías irrumpieron sin mostrarles ninguna orden judicial. Y que dispararon postas de goma y gases lacrimógenos mientras había niños en el lugar.

El personal policial sigue apostado en las inmediaciones de la toma, porque tienen la directiva de la justicia de no permitir el ingreso de materiales de construcción para no consolidar la usurpación. Es que temen que algunas familias edifiquen en el predio y que ese espacio no pueda ser recuperado.

Bello aclaró que el procedimiento que habían hecho no tenía por objetivo el desalojo de las familias.

Stefani aclaró estos días que no avala usurpaciones. Por eso, los proyectos de ordenanza en danza sobre el problema aclaran que no incluirán a las personas que incurran en ese delito.


Comentarios


Qué dice el municipio de La Angostura y los ocupantes sobre el enfrentamiento con la policía