¿Qué es el SKAL?

Es una organización profesional internacional que integran a directivos, ejecutivos y periodistas especializados del sector turístico. Tiene quince mil socios, en cuatrocientos clubes distribuidos en ochenta países.



Andrea Isabel Marín / Julio Isidro Pérez*

La presidenta y la directora ejecutiva mundial de SKAL, Lavonne Wittmann y Daniela Otero, junto a la presidenta de esa entidad en Villa la Angostura, Alicia Marson.

El SKAL es una organización profesional internacional que integran todas las actividades del turismo. Forman parte directivos y ejecutivos, como asimismo periodistas especializados en el sector.

Esta entidad no tiene ningún matiz de tipo político y no acepta discriminación alguna por sexo, raza, religión, situación social u otra que afecten a los derechos fundamentales de la persona.

La Asociación Internacional de SKAL Club –cuya sede se encuentra en Torremolinos, España- tiene actualmente quince mil socios, en cuatrocientos clubes distribuidos en ochenta países.

El origen del término: La palabra skal tiene un remoto origen sueco y, entre otras cosas, fue un cuenco poliforme que se utilizaba para beber. Estaba realizado en madera, siendo conocido como “skalars”. En la sociedad medieval los vasallos sellaban sus juramentos al rey o señor feudal con el brindis “skal”. La tradición era igualmente común entre otras partes de Escandinavia. De todos modos, el brindis skal tiene un gran significado para los skalegas, un profundo sentimiento de amistad que se vuelve más fuerte con el tiempo.
En algunos países se utiliza en forma diversa pero, por tradición, el brindis skal que se realiza mundialmente augurándoles “a los compañeros skalegas de todo el mundo: salud, amistad, felicidad, larga vida, SKAL”.
El brindis es reconocido como una parte importante de las formalidades de cualquier encuentro y como la constatación de que somos parte de la familia mundial de amigos.


• Los inicios: El primer club se fundó en París el 16 de diciembre de 1932 –en el Cintra Bar de París-, iniciado por agentes de viajes y compañías de transporte, quienes habían participado de un viaje desde París hasta Estocolmo.
Durante el mismo se forjo una gran amistad entre los participantes y ello dio motivo a la formación del primer club.
En 1934, la entidad se extendió a varios países y ello determinó la fundación de la AISC (Asociación Internacional Skal Clubs), lo que se efectivizo el 28 de abril de ese año. Su primer presidente fue el francés Florimond Volckaert.
Para facilitar la integración, el debate profesional y la administración, existen clubes, comités en cada país y de áreas regionales. Los objetivos de la entidad son desarrollar la amistad y solidaridad entre los profesionales del turismo internacional, agrupando buenas voluntades y promoviendo la comprensión entre los pueblos del mundo.

• La actualidad: Es un foro único en el mundo, que al tener en la misma a todos los sectores del turismo, se constituye en el principal vocero y gestor de la actividad de los viajes. Y así es reconocida como tal, formando parte de la Organización Mundial del Turismo, perteneciente a las Naciones Unidas.
Para la finlandesa Susana Saari, quien presidió la entidad durante 2018 “SKAL es una voz de confianza en el sector de viajes y turismo desde 1934”.
Para la española María Teresa Díaz Comas, actual vicepresidenta mundial se debe procurar la incorporación a la entidad de los jóvenes, a la vez que mantener vínculos con las universidades de turismo en el mundo, para desarrollar el SKAL joven.
El mexicano Rafael Millán Pérez, quien ocupará la vicepresidencia hasta el 2018, “debemos tener en cuenta que es muy importante modernizarnos en los diferentes sistemas, pero también recordar la esencia de nuestros valores que son la amistad, la cordialidad, el honor, el respeto, el humor y la lealtad”


La CEO de la entidad, la argentina Daniela Otero –quien residió en San Carlos de Bariloche- “la modernización es fundamental. Las organizaciones al igual que el mundo empresarial tienen que adaptarse y evolucionar rápidamente”. Resaltó que a los nuevos clubes que se han ido incorporando en muchos países, se tiene presencia en nuevas áreas como Aruba, China, Emiratos Arabes Unidos, Islandia, Rusia, Zanzíbar, entre otros”.
Explicó la importancia de que la institución participe de las grandes ferias mundiales del turismo, como la ITB, en Berlín; WTM, en Londres; WTM, en Africa; IMEX, en Frankfurt y en América.


La empresaria sudafricana Lavonne Wittman, actual presidenta mundial de SKAL, “se debe considerar que la comunicación eficaz es uno de los indicadores más poderosos del éxito y un requisito previo para alcanzar los objetivos de SKAL. Las relaciones son fruto de unas buenas comunicaciones, por lo que el funcionamiento y la supervivencia de nuestra organización dependen de unas relaciones eficaces entre los miembros”.


Es indudable que en turismo no existen las fronteras, no hay divisiones políticas o geográficas, sino que la actividad debe desarrollarse y difundirse abarcando lo que las bellezas naturales ofrece al mundo.
Lo que SKAL tiene en sus basamentos es promover la amistad y a través de ello contribuir a una gestión respetable y que sea aliado al conocimiento del turismo internacional.


Por eso adquieren plena vigencia las estrofas del canto a la amistad, que escribiera el skalega uruguayo Omar Testa, que dice “juntemos nuestra manos enseguida, vamos en busca de la amistad: salud, felicidad y larga vida, con mucho amor y cordialidad, practicando nuestra filosofía sembrando paz y fraternidad”.

 (*) Licenciada y experto en turismo

Comentarios


¿Qué es el SKAL?