¿Qué especialistas faltan en los hospitales de Río Negro?

Pediatría, Ginecología y Medicina General, las áreas más descubiertas. “Los residentes han optado por otros lugares”, coincidieron parte de los directores consultados. Hospitales cabecera de Roca y Viedma requieren sumar cardiólogos.



1
#

Cubrir guardias, lo más difícil. La especialidad de Medicina General es la que tiene menos postulantes.

2
#

En Viedma falta un gastroenterólogo, un urólogo, un oftalmólogo y un cardiólogo.

3
#

La llegada de pacientes es numerosa en el Zonal de Bariloche.

4
#

No consiguen dos médicos generalistas para Bariloche.

Allen se ubica en el estado más crítico respecto a las especialidades que faltan cubrir en Salud Pública: resta sumar a 18 médicos al plantel del hospital. Pero no es el único de Río Negro con áreas vacías, también faltan profesionales en otros nosocomios, principalmente en San Antonio Oeste, Regina, Comallo y Viedma.

Pediatría, ginecología y medicina general son las áreas con mayores problemas, según expresaron directivos de centros de salud pública de distintas localidades de la provincia. Por caso, en el hospital de Regina se rechazan pacientes por la falta de ginecólogos y pediatras. Mientras que en el nosocomio de San Antonio Oeste necesitan tres médicos generalistas, tres pediatras y un especialista en diagnóstico por imágenes. En Comallo se requiere un médico generalista.

El propio ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib, admitió días atrás el faltante de profesionales. Dijo que “serían 60 los médicos que el sistema necesita incorporar”.

“Hace poco entró un cirujano y un traumatólogo pero esto no termina de resolver toda la situación hospitalaria”, señaló la directora del hospital de Allen, Mirian Morales. El corte de cintas del nuevo edificio se anunció para fines del corriente año. La construcción llegó al 72%. Sin embargo todavía no se cubren especialidades básicas como pediatría, ginecología y medicina general.

La localidad cuenta con 35 médicos y se indicó que se necesita sumar 18 de diferentes especialidades. La directiva mencionó que se han realizado convocatorias, se han llamado médicos de las universidades de Río Negro y el resto del país pero “no tienen ni currículums para poder ingresar” y siguen con la búsqueda.

Desde la dirección del hospital zonal de Bariloche se informó que “sólo necesitamos dos médicos generalistas (para centros de salud y la guardia) y son dos cargos que hasta ahora no hemos podido cubrir”. En ese sentido, se indicó que “los residentes han optado por trabajos en otros lugares”.

Otras áreas a cubrir

En el hospital Zatti de Viedma se informó que requieren un gastroenterólogo, un cardiólogo, un oftalmólogo y un urólogo para completar el plantel. Además desde hace tiempo, se tiene bajo la lupa la situación de las cirugías como consecuencia de un inconveniente ajeno al nosocomio. Es que la cartera sanitaria rionegrina firmó hace un tiempo con la Asociación Argentina de Anestesiología un contrato de medios por el cual esta entidad quedó comprometida a aportar al hospital dos profesionales para que participen de las intervenciones quirúrgicas. Al parecer, habría un incumplimiento de contrato por parte de la entidad ya que suelen enviar para las operaciones a uno solo con lo cual no se han restringido las urgencias, y se procura dosificar el uso del quirófano con las cirugías programadas.

El Centro de Salud del balneario El Cóndor estaba demandando un segundo profesional de clínica general, y recientemente fue designado por las autoridades. En la Línea Sur también se plantea la necesidad de dotar a los nosocomios con más profesionales de medicina general.

El hospital de Roca cubre un abanico de 33 especialidades con 123 profesionales. Incluso en los últimos meses activó una nueva Unidad del Dolor y otras tres dedicadas específicamente a la Infectología, Mastología y Urología. De todos modos, se indicó que se necesitaría reforzar el área de otorrinolaringología con un profesional más. La directora, Ana Senesi, informó que está planificado el ingreso de un cardiólogo, un hematólogo y más pediatras a la nueva Unidad de Terapia Intensiva (UTI) que se inauguraría a fines de agosto.

En tanto el Hospital Carlos Ratti de Ingeniero Huergo, se encuentra en el nivel de complejidad 3, con capacidad de internación general, pero no con quirófano ni servicio de hemoterapia. Si bien tiene servicio de obstetricia, solo se atienden partos de emergencia, mientras que el resto son derivados a los hospitales de Villa Regina o General Roca, al igual que en el caso de atención de pacientes ingresados por urgencias traumatológicas, neurológicas, o por la necesidad de una intervención quirúrgica.

Piden generalistas

El caso de los centros más chicos es particular. Es que en muchos casos sólo deben contar con médicos generalistas y en caso de que se requieran especialidades, derivar a hospitales del área programa. Ñorquinco, Pilcaniyeu y Comallo sólo hay médicos generalistas, aunque en la última falta uno.

En tanto el Hospital Carlos Ratti de Ingeniero Huergo, se encuentra en el nivel de complejidad 3, con capacidad de internación general, en tanto que no cuenta con quirófano ni servicio de hemoterapia. En el caso del Centro de Salud del balneario El Cóndor, se demanda un segundo profesional de clínica general, y recientemente fue designado por las autoridades. La Línea Sur también se plantea la necesidad de dotar a los nosocomios con más profesionales de medicina general.

“Necesitamos dos generalistas y son dos cargos que no hemos podido cubrir. Los residentes han optado por trabajos en otros lugares”.

Dirección del Hospital Zonal de Bariloche

¿Por qué no se quedan los médicos?

Según la directora del hospital de Allen, los médicos prefieren ofrecer sus servicios en el sector del petróleo o realizar medicina laboral. “Sería importante realizar una encuesta en la facultad de medicina y saber el motivo de que por qué no quieren quedarse a trabajar en los hospitales públicos de la provincia”, sugirió.

Para la directora las condiciones laborales en el sector privado no son mejores.

“Los sueldos del privado según los médicos que han venido son buenos. Pero tenés que hacer guardias extras 24, 12 y 8 horas”, explicó.

También mencionó que los enfermeros que vienen del privado al público prefieren trabajar para el estado.

“Están mejor económicamente y tienen más beneficios”, dijo.

En los centros de salud más chicos deben contar con médicos generalistas y, en caso de que se requieran especialidades, derivar.

El director que no habló

“Río Negro” se intentó comunicar seis veces con el director del Hospital local, Carlos Lasry. Se lo contactó con la intención de conocer el estado de la salud pública en la ciudad. A pesar de insistir durante una semana, no se logró realizar la entrevista.

marcelo ochoa

alfredo leiva

emiliana cantera

alfredo leiva

Datos

“Necesitamos dos generalistas y son dos cargos que no hemos podido cubrir. Los residentes han optado por trabajos en otros lugares”.
En los centros de salud más chicos deben contar con médicos generalistas y, en caso de que se requieran especialidades, derivar.

Comentarios


¿Qué especialistas faltan en los hospitales de Río Negro?