Qué trabajo hace la estación china en Neuquén en la misión que partió a Marte

La instalación ubicada en paraje Quintuco tiene un rol activo durante el viaje de la sonda hacia el Planeta Rojo.    

A una enorme antena de 35 metros de diámetro ubicada en Bajada del Agrio (paraje Quintuco), en la Estación CLTC-Conae-Neuquén, llegan datos desde el espacio exterior de una sonda que viaja rumbo a Marte. Se trata de la Misión Tianwen-1 de la República Popular China que tiene como destino el planeta rojo y que el 23 de julio tuvo su despegue desde la base de Wenchang, China.

La función es ver que esté la sonda en buen estado de salud. Ya en Marte con el uso de los instrumentos vendrá otra etapa», resumió Sandra Torrusio, gerenta de Vinculación Tecnológica de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), sobre la tarea que hará la estación instalada en Neuquén durante la misión.

Explicó que con el cohete en órbita empezaron a recibirse en la provincia datos del dispositivo, con información sobre su temperatura, estado de sus estructuras y sistemas, entre otros. 

El recorrido de 55 millones de kilómetros desde la Tierra hasta que aterrice en suelo marciano durará unos siete meses. Según precisó la CONAE, en todo el trayecto, la Argentina, mediante la estación de Neuquén, brindará soporte de telemetría, seguimiento y control a la nave china, durante su misión de exploración científica.

La profesional explicó que la estación cuenta con un equipamiento e instrumentos que reciben diferentes frecuencias que viajan por el espacio.

«Hay un equipo muy sofiscado al pie de la antena que capta esa señal, que además la guarda y después se puede incluso reprocesar«, contó Torrusio.

La información es analizada con software específicos. «Algo similar que lo que se hace con satélites o con las misiones a la Luna», apuntó.

Los puntos críticos que se marcaron son el despegue, en una primera etapa, y luego cuando la sonda ya esté más cerca del planeta Marte. «En enero y febrero seguro se va a intensificar el monitoreo», indico la investigadora.

Según informó la CNSA (China National Space Agency), la nave Tianwen 1 se encuentra en buenas condiciones de vuelo, con balance de energía, condiciones normales de trabajo, medición y seguimiento de trayectoria estable, control de vuelo y recepción de datos de manera ordenada y fluida, y varias tareas se llevan a cabo sin problemas.

La nave lleva un equipamiento de cinco toneladas que incluye un orbitador, un módulo de aterrizaje y un vehículo explorador.

En las instalaciones de Bajada del Agrio, unas siete personas de nacionalidad china trabajan en el monitoreo. Van rotando por turnos.

El control desde la base de Neuquén en misiones al espacio exterior no es nuevo. Ya en 2019 la estación colaboró en el monitoreo del aterrizaje de la nave espacial China Chang’e-4 en el lado oscuro de la Luna.

Foto: Gentileza CONAE

Uso para la comunidad científica argentina 

La presencia argentina en la Misión al planeta rojo quedó inmortalizada en la cofia del lanzador Long March 5.  En la estructura pudo verse el logo de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), junto a los de las agencias espaciales europea, francesa y austriaca que aportaron instrumentos científicos para estudios del planeta Marte.

«Para nosotros es poner un pie en las grandes ligas. Primero de lo que es desde el monitoreo y, por otro lado, esta cooperación nos da pie para que cuando la sonda llegue a Marte, los datos sean compartidos para la comunidad científica argentina», expresó Sandra Torrusio, gerenta de Vinculación Tecnológica de la CONAE.

Al respecto, el organismo informó que la misión a Marte será de utilidad para los investigadores argentinos especializados en la geología planetaria, magnetosfera y astrobiología, entre otros aspectos.

Por otro lado, Torrussio destacó que «mientras la sonda esté viajando y tengan desocupado los espacios de observación en la antena, nosotros podemos planear observaciones de determinados eventos».

La instalación de la Estación de Exploración del Espacio Profundo ubicada en Neuquén, fue a partir de la suscripción de acuerdos interinstitucionales entre China Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC) y la CONAE, la provincia de Neuquén y los gobiernos de Argentina y la República Popular China. 

Uno de los puntos del acuerdo es el tiempo de uso de la antena por parte de la comunidad científica argentina, para proyectos de investigación sobre el espacio exterior. 

Según se informó desde la agencia Xinhua la sonda se posará en Marte en febrero de 2021, con el objetivo de investigar aspectos morfológicos y físicos del ambiente, entre otros. Además asentar las bases para las próximas misiones que prevén retornar con muestras del suelo marciano para 2030.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora