Quién era Luis Sosa, el vecino de Roca cuyos restos fueron identificados

Salió a cobrar su jubilación y no se supo más de él. Fue en enero de 2019. Su familia halló un mes después restos óseos en un basural que fueron cotejados.





Sosa tenía 78 años cuando desapareció.

Luis Sosa tenía 78 años cuando desapareció en Roca en enero del año pasado. Hoy se confirmó que era suyo el cráneo hallado por su familia un mes después del inicio de la búsqueda en el norte de la ciudad.

El 10 de enero Sosa salió a cobrar su jubilación y no se supo más de su paradero. Se realizaron diligencias en Godoy donde había surgido una pista, pero el resultado fue negativo. También rastrillajes en la calle Vinter hasta Puente Cero, como también en zona de bardas, bodegas abandonadas, descampados y en el sector del corralón municipal. 

Era de contextura física mediana, robusto y con tez trigueña, tenía una característica barba blanca y negra y cabello canoso.

Una revisión de las cámaras de seguridad de la ciudad mostró que Sosa estuvo caminando por calle Jujuy, cuando en realidad tenía como destino ir a cobrar su jubilación a un banco del centro.

El hijo del hombre ahora identificado, Luis, había explicado que su padre no utilizaba ningún medio de comunicación cada vez que salía, pero siempre regresaba rápidamente a su casa, motivo por el cual sorprendió rápidamente la ausencia en su domicilio por varias horas. Resaltó que no tenía “junta” y que tenía un contacto cotidiano con su familia.

Un año después la familia del desaparecido denunció la inacción judicial. «Hay un desinterés y abandono por parte de la justicia», opinó la abogada Denisse Mari a principios de este año.  Verónica Sosa, la nieta de Luis Sosa, se constituyó como querellante en la causa.

La propia familia de Sosa halló el cráneo un mes después de la desaparición y según palabras de su hijo Luis, "el fiscal (Luciano) Garrido me dijo que no era de mi Papá, si no que era de una mujer desaparecida".Y pidió "justicia para mi Papá".

Hoy se supo que el Laboratorio Regional de Genética Forense determinó, que los restos óseos hallados en un basural ubicado al norte de Roca pertenecían a Sosa.

En Roca hay otras dos desapariciones de personas aún sin resolver: Magdalena Curaqueo y Marcos Herrera.

El 23 de enero de 2019 desapareció Curaqueo y aún no se sabe nada de ella. Era trabajadora municipal y padecía sordera.

Marcos Adrián Herrera falta de su hogar desde el 10 de enero del 2015.


Comentarios


Quién era Luis Sosa, el vecino de Roca cuyos restos fueron identificados