Racing hilvanó otro triunfo de la mano de Centurión

Más satisfecho con la actitud que con el nivel, el DT de Racing celebró el segundo triunfo seguido de sus dirigidos. La Acadé quedó a un punto de los puestos de Sudamericana.



Lo mereció por intensidad más que por efectividad. Hizo más que su rival, pegó cuando tuvo que hacerlo y liquidó una historia complicada. Racing (22) ganó 2-1 en su visita a Olimpo (9) y la actitud del equipo de Coudet fue una buena explicación del resultado final.

Antes de los 10 minutos, el Pulpo González acusó una molestia, y si bien intentó seguir en juego no pudo continuar. Rápido, Coudet debió mover el banco y generó el ingreso de Centurión en su lugar, modificando de entrada sus planes y armando un esquema más ofensivo.

Donatti tuvo la primera de riesgo sobre los 13, con un tiro libre que se fue besando el ángulo izquierdo de Carranza. Y fue justamente el uno de Olimpo quien se fue reemplazado, también temprano, también por lesión.

Sobre los 26, Racing volvió a avisar de tiro libre, pero esta vez chocó con la respuesta firme de Anchoverri.

De allí en más, el dominio en cuanto a posibilidades fue todo de la Acadé. Con Centurión, Lisandro y Lautaro Martínez, generó mucho peligro pero no tuvo tantas chances claras. Los locales, lejos de asustar, se dedicaron a cuidar la paridad.

Sobre el cierre, otro herido más: Zaracho recibió un pelotazo a pura potencia y sufrió una herida fuerte en la mano. Sin embargo, pudo continuar en la segunda parte.

El complemento arrancó en la misma tónica, con Racing como dominador. Sin embargo, a Olimpo le dejaron una y aprovechó para facturar.

Fue sobre los 10 minutos, tras una distracción del fondo de Racing en un pelotazo largo. La dejaron picar, nadie cortó y Troyansky apareció desde atrás para puntear ante la flojísima salida de Musso. Inesperado (y muy festejado) 1-0 para el local.

La alegría duró apenas dos minutos. Es que Racing apretó el acelerador y salió a buscar la igualdad, y la encontró en un córner. Buen envío, mejor cabezazo de Sigali y a cobrar: la Acadé merecía más, pero al menos lograba la paridad.

Neri Cardozo tuvo un buen remate de tiro libre sobre los 34, pero Anchoverri voló para salvar el 1-1 parcial.

Y cuando el trámite se ponía soporífero, apareció Ricardo Centurión para destrabarlo. Fue sobre los 39, cuando le quedó el rebote de un córner y la picó sutilmente para vencer la resistencia de Anchoverri y decretar así el 2-1 final. Lo demás estuvo de sobra: en Bahía, Racing se plantó y sumó un triunfo importante.

Rompió la sequía

con un cabezazo

Datos

4
años habían pasado desde el último gol de Sigali. Había sido en 2014, con Godoy Cruz.

Temas

Superliga

Comentarios


Racing hilvanó otro triunfo de la mano de Centurión