#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Radares polémicos en rutas 22 y 3: insisten en que no están habilitados

La Defensoría del Pueblo advirtió que las multas por exceso de velocidad a la altura de Chimpay, Darwin y Sierra Grande no tienen validez.



Según la Defensoría, el radar de Chimpay no tiene permiso desde marzo del 2019.

Según la Defensoría, el radar de Chimpay no tiene permiso desde marzo del 2019.

La Defensoría del Pueblo de Río Negro puso en jaque a los radares ubicados sobre las rutas nacionales 22 y 3, en Valle Medio y en la zona atlántica, asegurando que no tienen autorización para funcionar.

Esos dispositivos de control de velocidad se encuentran en las localidades de Chimpay, Darwin y Sierra Grande, respectivamente, pero “no cuentan con la habilitación de autoridad competente para su funcionamiento, careciendo en consecuencia de validez las actas de infracción y multas emitidas con la utilización de los mismos”.

La postura del organismo de control se conoció a través de un comunicado, emitido en virtud de la creciente cantidad de reclamos recibidos durante la temporada de verano.

“Estamos recibiendo reclamos por multas impuestas durante el período en que esos radares quedaron sin habilitación. Nos contactan usuarios desde distintos puntos del país”, precisó la defensora, Adriana Santagati.

“En el caso de los radares de la localidad de Chimpay, la falta de habilitación data desde el 22 de marzo de 2019 conforme Disposición 95/2019 de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y continúa a la fecha según lo establecido por la Ley de Tránsito 5.263”, se indicó desde la Defensoría.

En el caso de la localidad de Darwin, “la ausencia de habilitación data del 1 de abril de 2019 conforme Disposición 117/2019 de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y continúa a la fecha de acuerdo a lo establecido en la Ley Provincial 5.379”.

Cabe recordar que semanas atrás surgió una polémica entre el intendente de Darwin, Víctor Hugo Mansilla, y el titular del área de Seguridad Vial de la provincia, Marcelino Di Gregorio.

El mandatario intimó por carta documento al funcionario provincial, asegurando que el radar de Darwin contaba con todos los permisos correspondientes para funcionar.

Ante eso, la Defensoría del Pueblo recordó que “en agosto del año pasado, la Legislatura de Río Negro sancionó la Ley 5.379 que modificó la Ley 5.263, a través de la cual la provincia hizo expresa reserva de jurisdicción, legislación, ejecución y control de las competencias que le corresponden (Art. 2)”.

“Es decir, a partir de agosto la autorización debe ser expedida por la provincia y a la fecha no existe autorización alguna para estos radares”, puntualizó.

Con respecto al caso de Sierra Grande, se indicó que los radares nunca obtuvieron la autorización ni nacional ni provincial para su funcionamiento, “lo que invalida cualquier acta o multa emitida desde ese municipio”.

Por último, el organismo de control precisó que el radar instalado por la Municipalidad de Dina Huapi sí cuenta con la correspondiente habilitación.

“Quienes hayan recibido intimaciones de pago referido a este tema deberán hacer el descargo ante el Juzgado de Faltas de los Municipios correspondientes”, se indicó.

Y para más información, sugirieron remitirse al sitio web de la Defensoría del Pueblo de Río Negro https://defensoriarionegro.gov.ar/drn/notas-modelos-orientativas-por-infracciones-con-radares/


Comentarios


Radares polémicos en rutas 22 y 3: insisten en que no están habilitados