Radicales pierden terreno en comicios iraníes



TEHERáN (Télam).- El Ministerio del Interior iraní ratificó ayer la victoria del ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani en los comicios para la influyente Asamblea de Expertos, en tanto el lento escrutinio de las municipales también mostraba un retroceso del presidente Mahmoud Ahmadinejad.

Según cifras oficiales, Rafsanjani obtuvo el doble de votos que el ayatollah Mohammad Taqi Mesbah Yazdi, quien era el candidato del Ahmadinejad, informó la agencia alemana DPA. “Esta es una victoria de la voluntad de las personas y espero no defraudar la confianza y responsabilidades que me han sido encomendadas”, afirmó Rafsanjani, quien calificó los comicios celebrados el viernes pasado como un “triunfo de la democracia”.

La Asamblea de Expertos es un organismo clerical compuesto por 86 miembros que tiene el poder de nombrar y destituir al Guía Espiritual de Irán, la máxima autoridad de una nación de tendencia teocrática.

En la actualidad el ayatollah ultraconservador Ali Jamenei detenta ese cargo considerado por encima de los funcionarios civiles de la República Islámica. Considerado un conservador moderado y opositor a Ahmadinejad, Rafsanjani fue presidente de Irán de 1989 a 1997 y para estas elecciones urdió una alianza con los reformistas que quieren limitar el poder de los radicales islámicos. Rafsanjani ocupó las portadas de los diarios en octubre pasado cuando la Justicia argentina emitió una orden de captura internacional por ser uno de los ocho responsables iraníes del atentado contra la sede la mutual judía AMIA de Buenos Aires, el 18 de julio de 1994, que causó la muerte de 85 personas.

Los observadores recuerdan que Rafsanjani fue acusado por Israel como uno de los instigadores de aquel sangriento atentado en Buenos Aires.

En tanto, el lento escrutinio de los comicios municipales también mostraba un desplazamiento del oficialismo, aunque el gobierno trató de minimizar los efectos de ese resultado al expresar que no había propiciado el voto para determinados candidatos. Los analistas coincidieron en que los conservadores moderados y los reformistas salieron mejor parados y que la pobre demostración de los aliados de Ahmadinejad puede darle a la oposición un mayor peso en la toma de las decisiones.

Con el 8,5% de los votos escrutados en Teherán, la lista de ultraconservadores cercana a Ahmadinejad estaba en el último lugar, con tres bancas sobre un total de 15, cuatro iban a los reformistas, siete a los conservadores moderados y una a un conservador independiente.

El mayor partido reformista, el Frente para la Participación de un Irán Islámico, afirmó que Ahmadinejad había sufrido una “derrota decisiva” en las elecciones municipales, debido a los “métodos autoritarios e ineficientes” de su gobierno.


Comentarios


Radicales pierden terreno en comicios iraníes