Logo Rio Negro

Raly Barrionuevo es un convencido de que en la producción campesina está la riqueza de los pueblos

Este cantautor de folclore nació en Frías, Santiago del Estero. Entre marcha y marcha contra los incendios en una región del país donde se encuentra viviendo, pone en remojo su memoria y recupera el vínculo alimentario de su primera infancia.





Por Victoria Rodriguez Rey (@victoriarodriguezrey)

Los saberes y sabores que construyeron el paladar de Raly están ligados al campo. Se trata de recuerdos sabrosos de momentos de producción y tiempos de cosecha campesina. “Los alimentos que siempre hemos consumido en la familia han sido de zona campesina. El charqui era algo que tenía que haber siempre, el maíz y el trigo, todos los alimentos que provienen tanto de vegetales como de animales criados en el campo”, dice Raly.

El espacio de la cocina de infancia estuvo siempre ocupada por dos mujeres que llevaron adelante la familia, su madre y su tía. De ellas aprendió a elaborar uno de sus platos predilectos: el zapallo api. Sus registros más legítimos están en sus papilas gustativas, que de a poco trata de recuperarlos o al menos acercarse.

Maíces, algarrobas, tunas, chañar, endulzan y reviven su memoria ligada a las plantas y frutos silvestres. “Una receta familiar que de a poco fui aprendiendo con el tiempo a hacerla es el zapallo api. Es puramente de zapallo cocinado, se le puede agregar carne, aunque en mi casa no se le agregaba carne. Puro zapallo con algunos condimentos y quizá un poquito de harina arriba, zapallo api. Nosotros la hemos comido siempre. Y de a poco voy recuperando ciertas recetas, ya que mi mamá falleció y mi tía también. Ellas eran las que cocinaban esas cosas. En mi casa no había hombres. Ambas mujeres vivían con niños, por lo tanto, ellas hacían un poco de todo. Otra receta que añoro es la chanfaina. Es un alimento hecho a base de sangre coagulada de cabrito. Se hierve, se condimenta y es un alimento que lo he probado en muchos lugares, pero uno siempre se queda con la receta con la que se ha criado”, recuerda.

La vida de Raly está ligada a las plantas y frutos silvestres.

Raly Barrionuevo analiza críticamente el actual sistema alimentario industrial. Entiende que la alimentación es un reflejo de lo que culturalmente fuimos construyendo. Sin embargo, está convencido que otras formas de producción alimentaria son posibles. Recuperar los sabores, es una primera instancia para entender que los tiempos y las técnicas productivas deben reformularse en el corto plazo.

“Creo firmemente que se puede hacer una producción sin contaminación y sin llegar a esos extremos de mega industria que tanto mal le hace a la tierra principalmente. Si le hace mal a la tierra nos hace mal a nosotros, no solamente nuestro cuerpo, nuestra salud sino también nuestra alma, nuestra historia, nuestra raíz, queda todo muy afectado. Para eso, sin duda, se tiene que revalorizar las producciones campesinas y artesanales en un contexto armónico con la naturaleza, de ahí salen los buenos alimentos”, explica el cantautor.

“Creo que si hay algo por donde entró la conquista y sigue entrando, es por el lado de la alimentación y por el lado de las medicinas. Las medicinas ancestrales, de a poco en algunos círculos, se van recuperando. La conquista entra por ahí, por la alimentación y quizá es lindo pensar la alimentación como nuestra medicina. Entonces, pensar nuestra alimentación como nuestra medicina, para mí, es una manera maravillosa de ver la vida y también de hacerle frente a tanta mierda en el mundo, ¿no?”, concluyó.


Comentarios


Raly Barrionuevo es un convencido de que en la producción campesina está la riqueza de los pueblos