Ramiro, el primer varón trans en acceder a una mastectomía en el hospital de Roca

A sus 51 años y tras siete años de vigencia de la Ley de Identidad de Género, pudo realizarse la masculinización de tórax ayer en el Hospital Francisco López Lima.



Ramiro Lagos, primer varón trans en acceder a una mastectomía en hospital de Roca. Foto: Gonzalo Maldonado

Ramiro Lagos, primer varón trans en acceder a una mastectomía en hospital de Roca. Foto: Gonzalo Maldonado

“Yo siempre me sentí un varón en un cuerpo equivocado. Ahora estoy feliz”, aseguró Ramiro, un varón trans de 51 años, quien se sometió ayer a una cirugía de masculinización del torax, la primera en realizarse en el hospital Francisco López Lima. 

Desde sus 20 años, Ramiro Lagos (51) -quien nació con sexo biológico femenino- esperaba cambiar su cuerpo, ser quien quería ser desde su niñez, un varón. Hoy, tras dos años de tratamiento de hormonización y mucha persistencia, logró realizarse una mastectomía bilateral, en el marco de los derechos que establece la ley de Identidad de Género. 

Salió este mediodía del postoperatorio con una sonrisa de oreja a oreja, acompañado de su pareja, Andrea. Fue una cirugía exitosa, la primera en realizarse en el hospital, luego de siete años de vigencia de la Ley 26.743.

La mejor medicina para él, fue salir de la habitación de Internación con la alegría de tener un cuerpo nuevo, el que lo complace. “Me siento feliz, porque me siento en plena libertad”, fueron sus primeras palabras, emocionado de poder lograrlo tras dos intentos fallidos. “Me siento completo”, agregó el hombre quien se dedica al trabajo en chacras, galpones y carpintería.  

Se trata de la primera operación de este tipo en el hospital público de Roca y fue realizada ayer (15/10) a cargo del equipo de médicos encabezado por el mastólogo Orlando Silva, quien es cirujano oncoplástico y plástico mamario, y la ginecóloga Mariela Sosa, coordinadora del Área de Salud Mamaria del hospital.  

Esta mañana, lo invadió la alegría de saber que su cirugía no sólo sería un cambio en su calidad de vida, sino que destrabaría otras tres más, iguales a las de él, que se realizarán a partir de noviembre de este año.

“Ojala pueden seguir con este tipo de cirugías, porque somos muchos chicos y chicas trans, los que están en espera”, aseguró. 

“Yo esperaba hace dos años, lo mío fue -relativamente- rápido pero hay otros que vienen esperando hace cinco o seis años”, aseguró Ramiro quien se sometía a un tratamiento de hormonización hace dos años, que consiguió a través del Consultorio Inclusivo del Hospital de Cipolletti.

“Después de tantos años, nuestras luchas están dando resultado. A partir del año pasado empezamos con el consultorio inclusivo y hoy tenemos la primer mastectomía hecha en el hospital público”

Georgina Colicheo, referente de la Asociación de Trans y Trabajadoras Sexuales (ATTS)

“Realmente no tengo palabras. Su felicidad es mía”, aseguró Andrea, su pareja, quien se mostró profundamente conmovida.  “Hemos llegado a la meta, hemos cumplido un sueño, su sueño”, agregó.

“Te conocí en el cuerpo que te conocí y te amé como te conocí, pero si esto es tu felicidad, te voy a acompañar”, le había dicho Andrea a Ramiro, antes de empezar con los trámites de la masculinización, que no fueron fáciles para ninguno de los dos. 

La tercera es la vencida


“Tuve mis miedos y la desconfianza de que no se me iba a dar”, comentó Ramiro, ya que este había sido el tercer intento de operarse, y finalmente lo logró. La primera vez, lo internaron y tuvo que regresar a su casa tal como había llegado, porque el cirujano tuvo un problema personal.

La segunda, la operación tuvo que cancelarse por la muerte de su padre. “Se me bajaron las defensas, me mandaron a la neumonóloga, tenía estrés y no me la podían hacer hasta que mejorara”, recordó.

“Pasaron casi tres meses hasta que me volvió a ubicar la doctora Sosa. Me pidó los prequirúrgicos y el martes finalmente me operaron”, contó.


La cirugía


“Se sacan las mamas y se reconstruye el tórax con una simetrización que lo masculiniza, de esa forma el paciente cumple con su objetivo de identidad de género, en lo físico”, aseguró Sosa, quien fue parte del equipo de médicos que realizó la exitosa cirugía el martes. 

“Estamos muy felices de ver a pacientes que logran su identidad y que esto les genera un bienestar psicológico y social”

Mariela Sosa, coordinadora Área Salud Mamaria del Hospital López Lima

Aplicar la letra de la Ley


La Ley 26.743 permite que las personas trans no sólo puedan inscribirse en sus documentos con el nombre y el género de elección, sino que además accedan a todos los tratamientos médicos de adecuación a la expresión de género sean incluidos en el Programa Médico Obligatorio. Esto garantizaría una cobertura de las prácticas en todo el sistema de salud, tanto público como privado.

Tras siete años de vigencia de la Ley en los hospital públicos rionegrinos sólo se había realizado una cirugía de estas, en el hospital de Bariloche, hace aproximadamente cinco años, según confiaron las referentes de ATTS.

Datos

3 cirugías
más a personas trans ya están programadas para este año en el hospital de Roca (desde noviembre). Dos a varones trans y una a una mujer trans.
3 horas
en promedio, duró la cirugía de masculinización de tórax encabezada por el especialista en reconstrucción mamaria y cirujano oncoplástico, Orlando Silva.

Comentarios


Ramiro, el primer varón trans en acceder a una mastectomía en el hospital de Roca