REACCIONES: Muchas dudas y cautela





Mientras el gobierno califica de histórico su proyecto de reforma al sistema financiero , los críticos se interrogan sobre la real dimensión de este anuncio que suena tan espectacular.

En todo caso, las reformas proyectadas no entrarán en vigencia antes muchos meses, y no antes del fin de la actual crisis financiera, admitió ayer Paulson. Por otra parte, no se trata específicamente de impedir una reedición de la crisis actual. El proyecto fue planteado por primera vez en marzo de 2007, es decir, antes del inicio de la turbulencia financiera, en una época en que las empresas se quejaban del peso de la reglamentación. El propio Paulson advierte: "Yo no dije que la respuesta pase por más reglamentación".

"El gobierno no aprendió nada de la crisis actual, pero por razones políticas, debe aparecer haciendo algo", se quejaba ayer el economista Paul Krugman, columnista del New York Times, al hablar de un mero "reacomodo de lo que ya existe".

Otros se interrogaban sobre los poderes concedidos a la Fed, que se anuncian "amplios" y "con la autoridad necesaria" para intervenir en caso de "peligros para nuestra estabilidad financiera", aseguró Paulson. Pero el proyecto no es claro sobre sus modalidades y sobre la dimensión de esta autoridad, que es determinante.

Los mercados estadounidenses de derivados mostraron escaso entusiasmo ante la propuesta de Paulson, en particular, ante la creación de una autoridad única para los mercados de acciones y de "commodities". El Chicago Mercantile Exchange (CME), número uno mundial de derivados, se congratuló de que este proyecto haya sido presentado como un objetivo a mediano plazo por Paulson, y no como una prioridad inmediata.

La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton criticó ayer los planes de la Casa Blanca por considerar que llega tarde y es insuficiente. "Ninguna reorganización puede ocultar el hecho de que nuestros mercados de viviendas y crédito se están hundiendo a diario'', dijo la candidata. (AFP/AP)


Comentarios


REACCIONES: Muchas dudas y cautela