Preocupa la falta de avances por obras de gas en el Alto

Los concejales del FpV elevaron un pedido de informes para conocer el estado de avance de los trabajos. La semana pasada el Ejecutivo confirmó que solo se terminará la red de El Frutillar.



1
#

El bloque del FpV se quejó por la falta de avances en los trabajos.(Foto: Archivo )

2
#

Herrero consideró la obra de gas como una “bisagra” para el barrio.(Foto: Archivo )

3
#

La obra de la red de gas se retomaría una vez que termine el invierno. (Foto: Archivo )

Confirman la red de gas para Malvinas y Nahuel Hue

La Unidad Ejecutora Nacional aprobó la continuación de la obra de gas para los barrios Malvinas y Nahuel Hue como parte del Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba) III.

En abril, se anunciaba que finalmente se concluiría la red de gas natural en El Frutillar que comenzó allá por 2015, aunque quedaría pendiente la factibilidad de gas, sujeta a la ampliación del gasoducto Cordillerano para Malvinas, Nahuel Hue y El Maitén ya que por diferencias presupuestarias, la Secretaría de Hábitat de la Nación decidió no autorizar la continuidad y retomar el proyecto más adelante.

Días atrás, la coordinadora de la Unidad Ejecutora Municipal, Valeria Hernández, se reunió con Federico Gelli, de la Secretaría de Vivienda de Nación en la ciudad de Buenos Aires, donde se confirmó la continuidad del trámite para reactivar el financiamiento de esta obra, con un adicional del 22% del presupuesto original.

Desde el municipio, anunciaron que las obras se retomarían una vez que las condiciones climáticas lo permitan luego de la temporada invernal. “En primera instancia, se realizarían los empalmes de cañerías ya colocadas en el barrio El Frutillar, para luego continuar con la ejecución de lo contemplado originalmente para los barrios Nahuel Hue y Malvinas, avanzando las redes hasta calle Roca Negra”.

Una lucha ganada”, definió este anuncio el presidente de la junta del barrio Malvinas, Sergio Herrero.

“El intendente Gustavo Gennuso había salido a decir que no había dinero y que el proyecto lo iban a volver a presentar en el nuevo Promeba. Nos movimos, llamamos a Buenos Aires y vino la gente de Nación a decir que los papeles no habían sido presentados en tiempo y forma y, por eso había quedado pendiendo de un hilo”, remarcó Herrero.

Destacó que “el municipio puso una persona abocada a esto y finalmente, se logró. Esto es muy importante para nuestro barrio. Si bien hay que esperar que se termine el gasoducto, el hecho de que pasen las cañerías de gas, implica la conexión a futuro y ponerle punto final al Plan Calor. De esta forma, incluiste y dignificaste a un grupo de gente marginada y abandonada”.


El barrio El Frutillar verá en corto plazo concluida la red de gas natural que se inició en 2015 bajo el Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba) pero quedará pendiente la factibilidad de gas, sujeta a la ampliación del gasoducto Cordillerano. Ejn cambio, en los barrios ubicados el sur de la Ruta 40 habrá que esperar más todavía.

La obra de la red de gas iniciada por el Promeba en la gestión anterior para cubrir a las 3.500 familias de la barriada, con una inversión de 8,5 millones de pesos, quedó paralizada un año atrás. El cambio de gobierno y la redefinición de presupuestos y obras postergaron su continuidad, además de problemas administrativos porque la empresa que realizó la obra, Sergas (subcontratada de Codistel) tenía cinco certificados de obra sin cobrar.

“Faltaba un trámite administrativo, una vez que se normalizaron los seguros, se pagó el año pasado a la empresa y ahora resta firmar un acta por la transferencia de un tramo que pide Camuzzi, y realizar el empalme”, detalló Alfredo Milano, secretario de Obras y Servicios Públicos de la municipalidad, que la semana pasada se reunió con autoridades del Promeba donde obtuvo estas definiciones.

El funcionario remarcó que la obra de gas tiene una ejecución casi total en el barrio El Frutillar y una vez que se realice el empalme quedará lista aunque “la obra nunca incluyó las conexiones domiciliarias” ni tampoco la factibilidad de instalar el gas debido a que primero se deben concluir las obras de ampliación del gasoducto cordillerano.

Betina Fernández, presidenta de la Junta Vecinal El Frutillar recibió la noticia esta semana tras varios meses de pedir respuesta. “Hay un compromiso de terminarla, sabemos que queda pendiente del gasoducto la conexión domiciliaria”, afirmó.

La misma suerte no correrán los vecinos de los barrios Malvinas, Nahuel Hue y El Maitén, que estaban incluidos en la misma licitación pero que por diferencias presupuestarias el Promeba, que coordina la Secretaría de Hábitat de la Nación, decidió no autorizar la continuidad y retomar el proyecto más adelante.

Milano indicó que el Promeba “no aprobó el 20% adicional para completar la cañería” que pedía la empresa, que implica un mayor presupuesto. Por eso, se avanzará ahora en rescindir el contrato de este tramo de la obra.

Prometió que la red de gas de estos tres barrios, al sur de la ruta, será incluida en una futura etapa del Promeba y que abarcará la totalidad de los barrios y no la mitad, como era el proyecto original. El proyecto para la nueva red se definirá hacia el último trimestre del año, una vez que se avance con las obras del gasoducto cordillerano.


Comentarios


Preocupa la falta de avances por obras de gas en el Alto