Reclaman que se extienda el horario de un jardín de infantes de Bariloche

Padres del jardín 60 del barrio El Frutillar plantearon que los niños solo concurren 40 minutos durante una semana al mes.




Un grupo de padres del jardín de infantes 60 reclamó que los niños concurren solo 40 minutos durante una semana al mes, desde el inicio de clases.

“Ante el pedido para que se organicen los grupos de otra manera, la respuesta fue negativa argumentando que no cuentan con espacio suficiente y no hay posibilidad de que se extienda”, planteó Paulina Díaz, madre de uno de los niños que concurre al jardín del barrio El Frutillar.

La mujer comentó que, más allá de las dificultades de las familias para organizarse en torno a los horarios escolares, la modalidad genera dificultades para que los chicos logren adaptarse. “Mi hijo tiene muchas dificultades para construir vínculos y despegarse del seno familiar. Entonces, todo lo que avanza en una semana, lo retrocede y le genera angustia”, señaló la mujer.

Sandra, madre de otro niño, explicó que esta semana no hubo clases en el establecimiento: “Simplemente nos mandaron un whats app diciendo que no estaban dadas las condiciones. Lo cierto es que hay jardines que van agregando horas y otros donde los nenes van todas las semanas. En el maternal del barrio Omega, por ejemplo, se quedan tres horas”.

Gladys Orejuel, supervisora de nivel inicial, detalló que los jardines de infantes funcionan de acuerdo al protocolo que elaboró el Ministerio de Educación junto con el Ministerio de Salud. “Se trata de subdividir a los grupos para garantizar el distanciamiento social, según al espacio físico de la sala. La medida es metro y medio por chico”, señaló.

A la vez, se divide a la sala en dos o tres burbujas, de acuerdo a la cantidad de chicos, que concurren por semanas. “Se empieza con 40 minutos para que haya una adaptación al jardín. Y se va aumentando la carga horaria hasta llegar al tope estipulado de dos horas y media. Ya tenemos grupos que concurren hora y media, aunque no van todas las semanas”, señaló Orejuel.

Y agregó: “El horario máximo es de dos horas y medio porque la maestra, una vez que se van esos chicos que tienen la clase presencial, trabaja con la burbuja que tiene clases virtuales”.


Comentarios


Reclaman que se extienda el horario de un jardín de infantes de Bariloche