Reclamo de México y Brasil por espionaje



SAN PETERSBURGO (AFP) – El presidente Barack Obama se comprometió ayer con su par mexicano Enrique Peña Nieto a investigar denuncias de espionaje en su contra, en tanto se reunió con la mandataria brasileña Dilma Rousseff, quien también habría sido espiada y demanda explicaciones a Washington. “El presidente (Obama) se reunió con la presidenta Rousseff entre la primera reunión plenaria del G20 y la cena” de trabajo, informó la Casa Blanca, sin dar más detalles. Peña Nieto, en tanto, también presente en la cumbre del G20, indicó por su lado que conversó telefónicamente con Obama y que éste le prometió investigar las denuncias de espionaje. Obama y Rousseff llegaron a la cena de los jefes de Estado y de Gobierno del G20 en el palacio de Peterhof por separado, unos 20 minutos después de sus colegas. Rousseff se reunió con Obama luego de que anunciara el aplazamiento del viaje que una comitiva debía hacer el sábado a Washington para preparar su visita de Estado del 23 de octubre, a la espera de explicaciones de Estados Unidos sobre las denuncias de espionaje de sus comunicaciones y de varios de sus asesores. La misión técnica de agentes de seguridad, diplomáticos y funcionarios de protocolo “fue aplazada”.


Comentarios


Reclamo de México y Brasil por espionaje