Recuperar la actividad turística en Bariloche va a demandar por lo menos 2 años

Así lo pronosticó el especialista y asesor de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Bariloche, Joaquín Escardó. Desde la Cámara local coinciden.

Es importante que la rueda se mueva y que haya continuidad, porque la capacidad de recuperación está intacta, pero va a llevar no menos de dos años” afirmó el licenciado en economía y experto en turismo Joaquín Escardó, al evaluar el momento que atraviesa Bariloche, signado por la expectativa de la temporada invernal. 

Dijo que tener un invierno con turistas es importante para la ciudad, a la vista de lo que fue el año pasado, con hoteles cerrados y prohibición absoluta de la actividad. Pero aun así señaló que el momento “es difícil” y la ciudad estará lejos de aprovechar al máximo su capacidad instalada. 

Evaluó que la temporada podrá dejar como saldo una ocupación promedio del 40/50% y sería irreal aspirar a otra cosa. “Estamos a 17 de julio y un par de años atrás en este momento teníamos entre 80 y 90% de ocupación. Hoy no pasa del 35% con la perspectiva de subir un poco desde la próxima semana”, analizó Escardó, que es asesor de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica. 

Dijo que el visitante nacional es un sostén importante pero “se hizo notar la falta de uruguayos, que tradicionalmente llegan en los primeros días de julio. Y después el resto de julio y agosto que es el tiempo de los brasileños”. 

A su entender ese volumen magro de turistas “se va a sentir en distintos frentes, y especialmente en el empleo, porque hay menos actividad y menos contratación de mano de obra. Pero si bien no alcanza pero permite girar la rueda y que haya circulación ya es positivo”. 

Dijo que basta con seguir la cifra de módulos alimentarios que distribuye el municipio (y que se multiplicaron por diez durante la pandemia) para comprobar la profundidad de la crisis. Señaló como punto positivo la estabilidad alcanzada, con un cierto compromiso del gobierno de que ya no habrá aperturas y cierres alternados, que son señales muy negativas para quien planifica un viaje. 

Escardó recordó que hasta 2019 lo usual era que el turista comience a sopesar en marzo dónde iba a vacacionar en el invierno, a consultar tarifas, promociones y a pactar reservas. Esto hoy ya no ocurre, entran muchas variables nuevas en juego y las decisiones se toman sobre la fecha. 

“Son modalidades de consumo nuevas que no sabemos hasta qué punto se van a mantener -explicó-. Y obligan a replantear muchas cosas desde la oferta turística. Se hace difícil planificar. No sabés si vienen, cuántos vienen, o por qué no vienen: si es por problema de vuelos, de precios, de competencia de otros destinos. Todo se hace más complejo”. En relación con el flujo turístico opinó que “lo importante es que comience y que no pare. Y que aumente el volumen con la recuperación del turismo estudiantil y el turismo extranjero”.

Inversiones

El especialista dijo que el impacto de la caída del turismo es muy severa sobre la dinámica de inversiones y “cuesta mucho planificar” en este contexto, “cuando se ve lo que pasa en otros lados y se habla de una tercera ola (de covid), de una cuarta y hasta una quinta”. 

La presidente de la Cámara de Turismo local, Belén García Bertone, ya había advertido hace unos días sobre la necesidad de ayuda económica nacional para el sector porque la inversión habitual en renovación de equipamiento, modernización de hoteles, refacciones y mejoramientos se cortó de cuajo el año pasado y cada vez se torna más difícil mantener la calidad de la oferta. 

Escardó dijo que esas conductas empresarias son típicas en casos extremos como el actual, en los que “la plata para esas inversiones se usa para otra cosa, para pagar sueldos o la luz”. Y también crece geométricamente la tasa de endeudamiento.

Reconoció que las inversiones “están pospuestas hasta nuevo aviso y eso seguramente va a tener consecuencias a futuro”. Dijo que la adaptación del sector hotelero y gastronómico “va a tener que ver con la capacidad de respuesta” y estimó que “dos años va a llevar” como mínimo, hasta que algunos efectos del actual colapso se puedan superar.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Recuperar la actividad turística en Bariloche va a demandar por lo menos 2 años