Recuperó su auto robado pero tenía un cadáver en el baúl

El interior del vehículo contenía el cuerpo de un hombre.



#

El hallazgo se produjo en el playón judicial de una comisaría. (Foto: Gentileza )

El dueño de un auto que había sido robado el mes pasado en la localidad bonaerense de Ramos Mejía y que había aparecido el miércoles abandonado en el barrio porteño de La Paternal, fue a buscar el vehículo y al abrir el baúl encontró un cadáver embalado que la policía no había detectado.

El hallazgo se produjo en el playón judicial de la comisaría 41 donde un hombre fue a recuperar su Peugeot 208 gris.

El robo se registró a las 5.30 del 27 de mayo último en Ramos Mejía, partido de La Matanza, y fue cometido por una banda de cuatro delincuentes.

El pedido de secuestro de ese vehículo comenzó a emitirse el 29 de mayo y así fue que efectivos de la comisaría encontraron a este auto abandonado a dos cuadras del cementerio de Chacarita.

Al abrir el baúl, el propietario del vehículo halló un bulto embalado en un sacón o bolsa tipo marinera que contenía el cadáver de un hombre de entre 35 y 40 años.

La víctima apareció en ropa interior, tenía papel en la boca, la cabeza encintada, las manos atadas y presentaba un tatuaje de un dragón en un hombro y otro en una pantorrilla.

El cuerpo ya fue remitido a la morgue judicial de la Capital Federal para la correspondiente autopsia.


Comentarios


Recuperó su auto robado pero tenía un cadáver en el baúl