El transporte de cargas en jaque por la suba del gasoil

La Federación Argentina que nuclea a las empresas del sector se reunió esta semana en Cipolletti. Analizaron la caída de la actividad en cada región del país.

07 sep 2018 - 23:30

La disparada del dólar, y con ella los precios de los combustibles y los insumos, golpea con fuerza a uno de los sectores clave en la actividad económica del país como lo es el transporte de cargas. Los titulares de las cámaras empresariales de todas las provincias se reunieron esta semana en la sede de Cipolletti para realizar la reunión del Consejo Federal y analizar el impacto que en cada zona ha tenido la actividad, que en líneas generales ya registra una caída del 30%.

“Entre el 2013 y el 2017 perdimos rentabilidad y a partir del año pasado había comenzado a repuntar pero desde febrero o marzo de este año comenzó nuevamente a caer”, aseguró el presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), Daniel Indart.

El dirigente explicó que el transporte de cargas “es uno de los sectores más castigados porque cargamos el gasoil que necesitamos para funcionar al contado pero cobramos el trabajo a 45, 60 ó 90 días”. Y remarcó: “Terminamos financiando al resto de las actividades”.

En diálogo con “Río Negro” Indart detalló que a nivel país “el 94% de las cargas se mueven en camiones, y entre los camiones el 85% son de empresas familiares y entre esas empresas familiares el 94% con pymes que tienen entre uno y cinco camiones”.

La estructura de costos del segmento encuentra que el 72% de su matriz responde al combustible y la masa salarial, razón por la que estimaron que hasta el mes pasado registraban una suba en sus costos del 29% que con los incrementos de las últimas semanas llegará al 34%. “Creemos que vamos a cerrar el año con un aumento en los costos del 45% que es imposible llevar a los precios”, aseguró Indart.

De momento los camioneros estiman que las tarifas del transporte de cargas registran un atraso de entre el 25 y el 30%, en un cálculo que parte desde octubre del año pasado cuando el gobierno nacional liberó el precio de los surtidores.

La caída en la actividad también alcanza esos guarismos y según señaló la situación es “muy difícil, ya hay empresas que van a dejar de trabajar y que no pueden hacer frente al pago de sueldos”.

En el encuentro organizado por la Cámara Patagónica de Empresas de Autotransporte de Cargas (Capeac) Indart reconoció que el escenario al que se enfrentan es de incertidumbre. Señaló que “lo primero que necesitamos es que haya estabilidad en el país”.

En la reunión se debatieron una serie de medidas para paliar la crisis actual, entre las que se encuentra la presión tributaria. “Por cada 100 pesos que facturamos, 41 pesos se los lleva el Estado”, indicó el dirigente y agregó que “algunas provincias también están analizando elevar lo que cobran de Ingresos Brutos”.

La pérdida de rentabilidad fue el punto que más se debatió en el encuentro. Aseguraron que el aumento en los costos es imposible de llevar a los precios.
“El 94% de las cargas del país se mueve en camiones, y entre los camiones el 85% son de empresas familiares, la mayoría Pymes”
Daniel Indart, presidente de la Federación Argentina de Autotransporte de Cargas.
Las propuestas del sector para paliar la crisis
En números
30%
es en promedio la caída que registra la actividad por el aumento del combustible y los insumos.

“Somos responsables, sabemos que somos los que llevamos la comida, la ropa y todo lo que necesitan las ciudades”, responde el presidente de la Fedeeac, Daniel Indart ante la consulta del traslado de los mayores costos al valor de los fletes.

“Nosotros también somos consumidores y por esto estamos proponiendo otras alternativas que apuntan a que haya más actividad”, remarcó.

Entre esas medidas se encuentra el proyecto de ley de facilitación de fronteras, una iniciativa que ya fue presentada al gobierno nacional. “Para nosotros es una herramienta muy importante porque nos permitiría agilizar todo lo que es el transporte de importaciones y exportaciones”, aseguró el dirigente.

El control de las cargas tributarias es otro de los planteos medulares. “Seguimos trabajando en la parte impositiva para que no sea tan elevada, porque hoy ya es de más del 40%”, recordó Indart.

El titular de la federación explicó que algunas medidas que favorecen la actividad ya han logrado ser puestas en marcha y mencionó entre ellas el mejoramiento de las rutas “que hace que los camiones y los neumáticos se deterioren menos” y también el cambio en la escalabilidad. “La modificación de la escalabilidad fue algo fundamental porque nos permite aumentar la capacidad de carga pasando de 45 a 52, 55 y 57 toneladas según el tipo de transporte y eso mejora notablemente la rentabilidad”, destacó el dirigente quien, ya con un tono más optimista, aseguró que “si logramos que la actividad de mantenga, eso ya es positivo, porque lo más grave es que no haya trabajo”.

Cipolletti

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.