Remate de lotes fiscales en Bariloche: arrancó el debate y faltan votos

El oficialismo necesita de 8 votos para que se apruebe y por ahora no los tiene. Juntos defendió la medida y el Frente de Todos hizo cuestionamientos.





Los concejales comenzaron hoy con el análisis del proyecto del intendente Gustavo Gennuso que pretende rematar cinco valiosos lotes fiscales en la zona oeste para recaudar más de 21 millones de pesos y reinvertir esos recurso en obras de infraestructura en lotes sociales. La iniciativa necesita de 8 votos y por ahora no están garantizados.

El debate promete ser largo. Los concejales de Juntos Somos Río Negro hicieron una férrea defensa de la decisión del gobierno municipal y anticipó su apoyo el bloque unipersonal del PUL. El Frente de Todos objetó la iniciativa y tuvo cuestionamientos respecto de las prioridades de la gestión y Desde Podemos critican la conveniencia de esta operatoria ahora.

Hoy se dio el primer paso con el comienzo del análisis en la comisión conjunta de Obras Públicas y Gobierno y Legales, con la participación del secretario de Desarrollo Urbano, Pablo Bullaude, sin evaluar aun las 22 opiniones recibidas en el registro de impugnaciones.

Los cinco lotes están ubicados cerca del lago Moreno, a la altura del kilómetro 14, y habían sido recibidos durante la gestión del exintendente Alberto Icare como parte de pago de deuda de tasas. El gobierno de Gennuso pretende subastarlos por su alto valor inmobiliario descartando que allí se pueda dar una subdivisión para ofrecer soluciones habitacionales.

Carlos Sánchez, presidente del bloque Juntos, defendió el proyecto con el objetivo de la “generación de empleo, reactivación económica y soluciones habitacionales” y dijo que con el remate de estos lotes “donde solo podrían vivir 20 familias” se busca “convertir eso en infraestructura de servicios para 120 parcelas donde podrían vivir 240 familias o más”.

El concejal del oficialismo remarcó que no solo el ingreso de estas ventas podría dar soluciones habitacionales y dejó abierta la posibilidad de solicitar una tasación actualizada de los lotes, ya que la que está incorporada en el expediente está fechada el 16 de marzo pasado, antes de la crisis por la pandemia del coronavirus.

Gerardo Ávila, también de Juntos y presidente de la comisión, respaldó el proyecto y señaló que se busca dar respuesta a la demanda habitacional en un contexto económico complejo. Recordó que “la gente espera hasta 20 años por un lote”.

Bullaude dijo que lo que propone el Ejecutivo es similar a un plan nacional que se lanza hoy para ofrecer infraestructura a loteos por lo que dejó abierta la opción de acceder a esa propuesta para ampliar el alcance.

Pablo Chamatrópulos (Podemos) acordó con la decisión del Gobierno de vender activos (lotes fiscales) al considerar que “es una herramienta válida porque no me parece que sea lógico tener un municipio que sea rico en activos y muy pobre en la prestación de servicios y con mala calidad de vida de sus vecinos y sus visitantes”. Acotó que tiene la incertidumbre si hay una mirada macro económica en la conveniencia de utilizar esta herramienta en este momento.

Chamatrópulos opinó que en la actualidad “hay una caída de los valores de los activos realmente significativa” y remarcó su preocupación respecto si esta operatoria se realizaría “en el momento macro económico menos conveniente”.

Julieta Wallace, del Frente de Todos, cuestionó que el municipio podría haber obtenido fondos del plan Argentina Hace para obras de infraestructura social que promete hacer con los recursos del remate, sin embargo el gobierno postuló invertir en tres proyectos de mejoramiento de espacios públicos. “La prioridad fue por otro camino pero con 80 millones de pesos hubieran presentado otro tipo de proyectos como lo hicieron otros municipios”, enfatizó.

Wallace dijo entender la “urgencia” de buscar recursos con la venta de lotes pero cuestionó la falta de información en el proyecto y que se haya presentado de manera posterior a la iniciativa por la emergencia habitacional que ya estaba en debate en el Concejo.

También el Frente de Todos puso el foco en atender las notas ingresadas en el registro de impugnaciones y el oficialismo se comprometió a darle lectura y respuesta en las próximas reuniones. Marcelo Casas además deslizó que se debería analizar a futuro la validez de los mecanismos de participación ciudadana.

Gerardo Del Río, de PUL, anticipó su acompañamiento al proyecto y dijo que “si es una posibilidad de avanzar en soluciones habitacionales, estoy de acuerdo”.

El debate continuará la próxima semana y para ser aprobado requiere de ocho votos que por ahora el oficialismo no los tiene, con un bloque de cinco concejales.


Comentarios


Seguí Leyendo

Remate de lotes fiscales en Bariloche: arrancó el debate y faltan votos