Remueven cúpula policial tras encontrar a joven maniatado en una cruz

Entre cuatro y cinco policías de Santa Fe lo golpearon ferozmente y luego lo ataron con cinta en una madera con un cartel que decía “no roborás”.



CÓRDOBA/SANTA FE

Un joven fue encontrado maniatado en una cruz de madera en la ciudad cordobesa de San Francisco con un cartel que decía “no robarás” y por el caso fue removida la cúpula de la comisaría sexta de la vecina localidad de Frontera, en Santa Fe, donde estuvo detenido hasta el miércoles.

La fiscal de instrucción de San Francisco, Leonor Faillá, informó que el hombre, identificado como Víctor Robledo, denunció en sede judicial que “entre 4 y 5 policías de Santa Fe lo golpearon ferozmente y luego lo ataron con cinta en una madera”.

El hombre, de 27 años, fue encontrado el jueves por una patrulla de la policía cordobesa en la esquina de la avenida 25 de Mayo y la calle Sabatini, de San Francisco.

Robledo tenía la cabeza envuelta con cinta de embalar transparente, sus manos y pies estaban atados a maderas en forma de cruz y, a la altura del estómago, tenía un papel con la leyenda: “No robarás”.

En el marco de la investigación, el jefe de la Regional 5 de Santa Fe, Daniel Alcaraz, removió hoy a la cúpula de la comisaría sexta de la localidad de Frontera, donde el joven estuvo detenido hasta el miércoles.

Pese a que el joven denunció en sede judicial que fue golpeado por los efectivos de la comisaría santafesina, la fiscal Faillá dijo que “el informe de los médicos de San Francisco determinó que no presenta lesión alguna, sí un principio de hipotermia”.

“Sin descartar lo que la víctima manifestó, estamos investigando”, agregó en declaraciones a la emisora cordobesa Cadena 3 y al canal TN.

La fiscal no descarta ninguna hipótesis, entre ellas que el joven haya sido atacado por otras personas no necesariamente policías, que se trate de un ajuste de cuentas y hasta “alguna cuestión de polleras”.

Asimismo, precisó que al ser hallado Robledo estaba “consciente, con la nariz descubierta y los brazos extendidos a modo de crucifixión”.

Tras ser rescatado, el hombre fue derivado al hospital de San Francisco, donde los médicos constataron que no presentaba ningún tipo de lesión.

Sin embargo, tras recibir el alta médica Robledo declaró ante la Justicia que había sido “golpeado ferozmente” por policías de la localidad santafesina de Frontera.

Al respecto, la fiscal Faillá precisó que a San Francisco y Frontera, donde vive Robledo, “las divide una calle”.

“Estaba encintado como momia, es un muchacho de 27 años vecino de Frontera, una localidad separada sólo por una calle de San Francisco”, explicó la fiscal.

Según detalló Failla, “la persona estaba consciente, vestida, encintada con cinta de embalaje y tenía la nariz descubierta, lo que le permitía respirar. A la altura de los hombros, tenía un trozo de madera que la obligaba a mantener los brazos extendidos a modo de crucifixión”.

La fiscal informó que tras ser rescatado y conducido al hospital de San Francisco, donde recibió asistencia, el joven fue llevado a la Unidad Judicial de San Francisco, donde declaró sobre lo sucedido.

“Él cuenta que cuatro o cinco policías de Santa Fe lo habían golpeado ferozmente, lo encintaron, lo adhirieron a un trozo de madera y le colocaron un cartel en el pecho que dice `no robarás`”, detalló Failla.

“Acusa de forma directa a la policía de Santa Fe y dice que

lo trasladan en un vehículo a un lugar donde lo dejan”, añadió la fiscal, quien aclaró que se trata de una esquina “concurrida” de la ciudad de San Francisco, donde alguien que lo vio llamó a la policía.

Failla explicó que los médicos del hospital que asistieron al joven “dijeron que esta persona no reviste ningún tipo de lesión, por lo que hay contradicción entre los dichos de la víctima y los datos objetivos”.

“Solito no lo hizo, otra persona debió ayudarlo si fue él quien quiso hacerlo, o sino fueron varias personas”, agregó.

Telam y DyN


Comentarios


Remueven cúpula policial tras encontrar a joven maniatado en una cruz