Roberto Ferrero expone sus “máquinas de piedra”

El artista radicado en Junín llega al Museo Gregorio Álvarez de Neuquén con una serie de esculturas hechas en rocas de granito recogidas del río Chimehuin. La muestra inauguró el sábado y puede visitarse con entrada libre y gratuita.



1
#

El artista. Roberto Ferrero en su taller.

2
#

Hubo una edad que fue de piedra. Hasta allí retrocedió el artista Roberto Ferrero para darle forma, literal y metafóricamente a su nueva obra, piedras de granito asombrosamente talladas que, desde el sábado, expone en el Museo Gregorio Álvarez (San Martín 280), de Neuquén.

“Máquina de piedra”, tal es el nombre de la muestra en cuestión, incluye una decena de esculturas y otras tantas pinturas de gran tamaño realizadas en el último tiempo por el artista bonaerense de Santos Lugares, pero instalado desde hace diez años en Junín de los Andes.

“Me gusta mucho leer historia y de ella tomé el concepto de transmitir esa historia a través de la piedra. Las más antiguas civilizaciones llegaron a nosotros a través de la piedra. El registro pictórico es muy poco”, explica Ferrero duante una charla telefónica con “Río Negro”, horas antes de emprender viaje a Neuquén para la inauguración de la muestra .

Las obras en piedra tienen un tamaño promedio de 30 centímetros de alto por otros 30 de diámetro..

“El granito es la piedra a vencer en el arte, es la más dura, no la podés manejar como un mármol. No hay herramientas para trabajarlo”.

Roberto Ferrero

“Tomé la piedra para dejar un registro histórico, hay máquinas, flora, fauna, símbolos. Por ejemplo, el símbolo del ADN viene de los sumerios. Hay gente trabajando. La idea es dejar un registro de los momentos. El concepto es transmitir mi pensamiento y la cultura a la que pertebezco a través del arte”, resume el artista. Y medio en broma medio en serio, asume: “Nadie me garantiza nada. Vivo muy cerquita del Lanín, por ahí explota, nos tapa todo y mi obra sobrevive (risas)”.

La piedra granito es recogida por Ferrero de las orillas del río Chimehuín y de las costas del lago Huechulafquen. “Elijo las piedras más parecidas a un huevo de dinosuario”, cuenta. “El granito es la piedra a vencer en el arte, es la más dura, no la podés manejar como un mármol”.

“No hay herramientas para trabajar el granito, agarrás un mármol y con una escofina de madera lo trabajás. En cambio, cualquier hierro que usés lo destruís cuando le das a una piedra de granito”, explica. “Yo trabajo con mechas para agujerear la pared y a medida que se rompen las puntas voy cambiando las mechas. Por eso no se puede trabajar tanto el detalle del tallado. Los detalles son más bien gruesos”.

La muestra “Máquina de piedra”, inaugurada el sábado pasado, puede visitarse diariamente con acceso libre y gratuito.

Ferrero estudió en un colegio industrial del que egresó como técnico mecánico. “Trabajé en el mantenimiento de fábricas. Todo el menemismo lo viví dentro de una fábrica, mi hora de trabajo valía $1,10 y una lata de Coca valía $1, eso valía la hora de mi trabajo” recuerda.

“Me había recibido de visitador médico, había empezado ingeniería y quedé en la calle”, resume Ferrero los tiempos de la crisis que desembocaron en 2001. “Me puse a estudiar arte el IUNA. Fue la primera vez que agarré un pincel como herramienta de arte. Y lo que empezó como una changuita se convirtió en mi vida”.

El artista radicado en Junín llega al Museo Gregorio Álvarez de Neuquén con una serie de esculturas hechas en rocas de granito recogidas del río Chimehuin. La muestra inauguró el sábado y puede visitarse con entrada libre y gratuita.

Datos

“El granito es la piedra a vencer en el arte, es la más dura, no la podés manejar como un mármol. No hay herramientas para trabajarlo”.
La muestra “Máquina de piedra”, inaugurada el sábado pasado, puede visitarse diariamente con acceso libre y gratuito.

Temas

Arte

Comentarios

Roberto Ferrero expone sus “máquinas de piedra”