Salud prepara la red sanitaria en Neuquén para enfrentar al coronavirus

El gobierno trabaja sobre tres posibles escenarios de contagio en la provincia. El hospital Castro Rendón, el Heller y el hospital Zapala actuarán para los casos críticos. Advierten la necesidad de incorporar 40 unidades de cuidados intensivos.




El hospital Castro Rendón es el de mayor complejidad y el que atenderá los casos más críticos. Foto. archivo.

El hospital Castro Rendón es el de mayor complejidad y el que atenderá los casos más críticos. Foto. archivo.

El ministerio de Salud de Neuquén rearma por estas horas su red sanitaria para prepararse ante tres posibles escenarios de contagio del Covid-19 en la provincia. Se trabajará en conjunto con el sector privado y demandará la incorporación de unas 40 unidades de cuidados críticos para atender un brote más complejo.

Esta fue la información que brindó el jueves a los diputados la ministra Andrea Peve, quien asistió a la Legislatura por el tratamiento del proyecto de ley que declara la emergencia sanitaria por 180 días.

La funcionaria indicó que la red sanitaria que tomará los posibles casos críticos de coronavirus en Neuquén incluirá al hospital Castro Rendón, al Heller y al hospital de Zapala, a los que sumará al sanatorio San Agustín del sector privado. Los que no sean críticos podrán ser atendidos también en el hospital Bouquet Roldán y el de Centenario.

En la provincia hay poco más de 1.700 camas entre públicas y privadas, de las cuales unas 137 son de terapia intensiva. Las estatales sólo son 35. En tanto la disponibilidad de los respiradores, que serán clave para asistir a los pacientes que presenten los cuadros más severos, es de 43 en el sector público, según los datos oficiales. El privado aporta otros 92.

La ministra Peve dijo a los diputados que se necesitará la incorporación de 40 unidades de cuidados críticos para afrontar el escenario más grave y por ello justificó la autorización de endeudamiento al gobernador Omar Gutiérrez. El proyecto de emergencia sanitaria que presentó en la Legislatura prevé la toma de crédito por hasta 100 millones de dólares, aunque la oposición aún no está convencida de aprobarlo, pues lo califica como un “cheque en blanco”.

Hasta el momento, la provincia sólo sumó cinco nuevas unidades de cuidados críticos, según informaron en la reunión con los diputados.

Gutiérrez dijo ayer que la semana que viene habilitarán la ampliación del hospital de Zapala, con lo que sumarán más recursos humanos y camas de internación.

En el hospital Castro Rendón ya se inició un relevamiento sobre los insumos disponibles y el equipamiento necesario para las siguientes fases, “teniendo en cuenta la capacidad operativa actual y potencial del hospital”, indicó la directora asociada, Adelaida Goldman.

Indicó que ya se elevó al ministerio un pedido de recurso humano, tanto para realizar reemplazos del personal que por efecto del decreto no puede trabajar como para la incorporación de nuevos en las diferentes áreas.

“También se están reacondicionando equipamientos para tenerlos preparados, como algunos respiradores”, explicó.

El Castro Rendón es el hospital de mayor complejidad de Neuquén y el que cuenta con el mayor número de camas de terapia intensiva del sector público.

Zapala y el recuerdo de la gripe A


“Este es un momento para fortalecer al sector público, para anticiparse y también para sostenerlo porque hoy está muy debilitado”, evaluó el exdirector del hospital de Zapala y diputado mandato cumplido, Eduardo Fuentes. El médico de la zona centro indicó que en Neuquén “las terapias siempre fueron exiguas, desde los 90 en adelante” y que “necesariamente, el sector público siempre tuvo que hacer uso del privado para sostenerse”.

Según recordó, una de las últimas incorporaciones de camas de terapia intensiva con respirador que hizo la provincia fue en 2009 tras la pandemia de la gripe A (H1N1). Se trató de unas seis unidades para el hospital interzonal que dirigía y que llegaron en septiembre, luego de arduas gestiones para lograr su implementación. Permitieron absorber alrededor de un 40% de los pacientes que antes se derivaban a centros de mayor complejidad.

Neuquén llegó a tener unos 271 casos de gripe A, con una tasa de mortalidad del 2,33%.

“Hay que fortalecer la tecnología y duplicar, como mínimo, las terapias intensivas de la provincia para dejar consolidada la oferta pública”, evaluó Fuentes, quien consideró que este puede ser “un momento útil” para encararlo.

En números

35
camas de terapia intensiva hay en los hospitales públicos de la provincia.
135
respiradores artificiales tiene el sistema, pero el 70% están en clínicas privadas.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Salud prepara la red sanitaria en Neuquén para enfrentar al coronavirus