Sapag negó ofrecimientos para conducir Energía

El ex gobernador neuquino, Jorge Sapag, aseguró que no tuvo propuestas oficiales ni extraoficiales para hacerse cargo de la cartera energética y remarcó que se “siente cómodo como asesor”.





El ex gobernador junto a sus hermanos, su prima Silvia Sapag y Darío Martínez,, los últimos electos senadora y diputado por el Frente de Todos . (Foto: Juan Thomes)

El ex gobernador junto a sus hermanos, su prima Silvia Sapag y Darío Martínez,, los últimos electos senadora y diputado por el Frente de Todos . (Foto: Juan Thomes)

Jorge Sapag es una de las personas que más conoce sobre Vaca Muerta y no por nada en la misma industria se reconoce el rol fundamental que jugó hacia el 2010 para contagiar el entusiasmo por la formación y atraer a empresas. Y es también uno de los nombres que se barajó en las últimas semanas para hacerse cargo de la cartera de Energía de la Nación en el próximo gobierno de Alberto Fernández.

Pero el ex mandatario dejó en claro que tiene poco interés en ese cargo y remarcó que no tuvo ningún tipo de ofrecimiento.

No he hablado de cargos con Alberto Fernández, sí he intercambiado con él y con otros dirigentes como Sergio Massa o como Diego Bossio, he estado en contacto con distintas personas, hemos hablado de Vaca Muerta, hemos hablado del gas, del petróleo, de Neuquén, de las políticas”, aseguró Sapag y agregó que “oficialmente yo no he recibido absolutamente nada, ni extraoficialmente tampoco”.

En diálogo con Mañanas en red, de radio La Red Neuquén, Sapag sostuvo: “Me siento cómodo en mi tarea de consultor o consejero, digamos consejero ad honorem, totalmente en forma honoraria con nuestro gobernador, con Omar Gutiérrez nos juntamos diariamente, y me siento cómodo en mi tarea de amigo y consejero”.

El nombre de Sapag es uno de los tantos que se han señalo en las últimas semanas para hacerse cargo de la cartera energética que dejará Gustavo Lopetegui y de la crisis que también enfrentan las petroleras a raíz de medidas como el congelamiento del precio del petróleo y el control de capitales.

Sin embargo, Sapag reiteró que “me siento muy conforme viviendo en la provincia de Neuquén. Tengo obligaciones familiares también que hacen que yo me quede en la provincia de Neuquén y tengo una actividad aquí, así que estoy muy tranquilo en ese orden. Pero voy a poner el hombro con todo al gobierno nacional que surgió ayer de las elecciones”.

Y en ese sentido sostuvo que “hay que meterle para adelante y corregir rumbos. El decreto de necesidad y urgencia 566 hay que derogarlo urgente o dejarlo caer ahora el 13 de noviembre, y elaborar una nueva política con respecto al precio de gas y petróleo en boca de pozo, porque si no defendemos ese precio nos convertimos en una colonia abastecedora de materia prima a precios ridículos y eso no va a traer inversiones”.

Sapag advirtió que “se está parando la producción, hay 43 equipos, 13 equipos menos, ya se bajaron 30% de los equipos” y remarcó que “esto es muy serio, muy grave”.


Comentarios


Sapag negó ofrecimientos para conducir Energía