Logo Rio Negro

Se agravaron los casos de cáncer de cuello uterino por la pandemia en Roca

El contexto de pandemia complicó la realización estudios de Papanicolaou. En diciembre se retomaron pero varias mujeres no asisten por miedo al covid. En julio se realizará una campaña.

La pandemia del coronavirus complicó a las mujeres que se realizaban inspecciones regulares para prevenir el cáncer de cuello uterino. El estudio llamado prueba de Papanicolaou en varios casos no se pudo llevar a cabo por falta de profesionales disponibles y el temor de las pacientes a contagiarse de covid.

Los resultados de este contexto son graves. “Ahora tenemos varias pacientes en distintos estados avanzados de la enfermedad, algunos casos ya no son quirúrgicos. Otras pacientes están todavía en plan quirúrgico y en otros casos estamos en la etapa de confirmar la patología a través de una biopsia”, explicó la tocoginecóloga Sabrina Palmieri.

Junto al médico César González están organizando una campaña para que durante julio varias mujeres puedan realizarse este estudio.

Palmieri señaló que los controles por la pandemia se fueron postergando y hay estudios bastantes atrasados. Este examen se le realiza a mujeres sexualmente activas a partir de los 18 años hasta los 65 a 70 años incluso.

Hay pacientes en plan quirúrgico y en otros casos en la etapa de confirmar la patología a través de una biopsia”.

Sabrina Palmieri, médica ginecóloga

El cáncer de cuello de útero provoca como sintomatología tardía sangrados abundantes que llevan a paciente a terminar con su vida si no se trata.

“Trabajar en medio del coronavirus fue muy difícil en muchos aspectos. En primera instancia la cantidad de profesionales porque estuvo disminuida por los contagios covid y por licencias que se tuvieron que dar por contacto estrecho”, explicó.

A su vez la gente no pudo concurrir al hospital por que en principio se cerraron todo tipo de consultas que no eran covid. Luego a partir de diciembre se empezó atender consultas ginecológicas, “algunas pacientes concurrieron pero muchas otras no lo hacen por miedo al covid”, señaló.


Cómo es el Papanicolaou


La médica explicó que el Papanicolaou es un control de rutina que se realiza en el consultorio. “Es una inspección, se toma una muestra del cuello del útero a través de la vagina, eso se manda analizar y lo que se busca son células anormales que nos den la pauta de que hay una lesión precursora de un cáncer de cuello de útero”, expuso.

Si hay células anormales se avanza en el estudio a través de la colposcopia y eventual biopsia para obtener un resultado especifico histológico.

Si recién este resultado especifico da que hay lesiones precursoras de cáncer de cuello de útero se avanza con el siguiente paso que es una cirugía conservadora que se llama conización. Se trata de una biopsia ampliada, se secciona una porción más grande de cuello de útero y se envía a analizar.

Luego de esto se pasa a tratamientos más agresivos que involucran mayor cantidad de material e inclusivo tratamientos oncológicos. Todo esto va a depender del estadío en el cual se encuentre la patología. Sí transcurridos dos años seguidos los estudios son normales se puede repetir a los tres años.


Otra forma de prevención


Desde el Ministerio de Salud de Nación señalaron que también existe otra herramientas para la prevención de este tipo de cáncer disponible de manera gratuita en los centros de salud y hospitales públicos del país.

La vacuna contra el Virus de Papiloma Humano para todas las niñas de 11 años. Son dos dosis y es para todas las niñas nacidas a partir del año 2000.

En 2011, Argentina incorporó esta vacuna al Calendario Nacional de Vacunación de manera gratuita y obligatoria para todas las niñas de 11 años, nacidaas a partir del año 2000.

Esta vacuna ayuda a prevenir el cáncer de cuello de útero. Está disponible en los hospitales y vacunatorios públicos de todo el país, y son necesarias 2 dosis para que sea efectiva.


La campaña del hospital y centros de salud en Roca


Los tocoginecólogos Sabrina Palmieri y César González están organizando una campaña para que durante julio a varias mujeres se les pueda realizar el estudio de Papanicolaou. La iniciativa se realiza desde el Hospital Francisco López Lima junto a centros de salud y comienza el 1 de julio hasta el 31.

En estos establecimientos se van a tomar las muestras que luego serán procesadas en el Centro de Anatomía Patológica del hospital. Las que resulten normales vuelven a los centros de Salud y las que no quedan en el servicio de ginecología del hospital para contactar a la paciente y avanzar en el tratamiento.

Participarán los centros de Salud de Stefenelli, Villa Obrera, Chacra Monte, 250 Viviendas, Noroeste, Mosconi, Barrio Nuevo, J.J. Gómez, Malvinas y la Ribera.

Palmieri explicó que cada centro definirá sus horarios de atención. En el hospital la campaña se realizará lunes, miércoles y viernes de 11 a 13 horas. “Los turnos se están dando desde principio de mes en la ventanilla de admisión del hospital”, comentó la médica.

La campaña está armada y organizada para respetar los protocolos sanitarios por la pandemia del coronavirus, remarcó.


Comentarios


Se agravaron los casos de cáncer de cuello uterino por la pandemia en Roca