Se cae la causa del incendio en Tribunales

El fiscal pidió el sobreseimiento de los seis imputados por el ataque al juzgado de Viedma.



1
#

2
#

Tras 32 meses de investigación, la causa penal por el incendio en los tribunales de Viedma, ocurrido el 26 de julio del 2015, quedará en la nada ya que el fiscal dictaminó por el sobreseimiento de los seis imputados porque no puede “sostener la acusación”.

A cuatro se los imputa como autores materiales de la quema del Juzgado, al abogado Ignacio Galiano como instigador del delito y el sexto, un policía, por encubrimiento.

El dictamen fue presentado al juez Ignacio Gandolfi, quien -sin sostenimiento de la acusación- formalizará los sobreseimientos requeridos.

Así se caerá esta investigación judicial, después de años de investigación y, también, de vaivenes internos en la Justicia, entre ellos, un conflicto de la entonces fiscal Itzia Soly y el primer juez Favio Igoldi, que -entre otras razones- determinó su destitución.

Los implicados directamente fueron los hermanos Fabricio e Ivan Colman, Roberto Morales Paz y Ricardo “Chanchi” Becerra; Galiano como “mentor intelectual” y el policia Gustavo Salinas por encubrimiento. Todos estuvieron presos y el único que sigue en prisión es Becerra.

Te puede interesar: Abogado viedmense imputado por estafas y uso de documentos falsos del Estado

La información oficial consigna que el fiscal Juan Pedro Peralta dictaminó el sobreseimiento de los imputados en la causa del incendio del Juzgado N° 4 de Viedma ya que no se logró “incorporar nuevos elementos de prueba luego del procesamiento, que permita sostener la acusación y prever razonablemente la obtención de una eventual condena en un juicio oral y público, tal como lo exige el nuevo Código Procesal Penal”.

En su análisis, el fiscal reconoce “sus sospechas fundadas acerca de que los imputados fueron los autores, admitiendo a su vez que ahora no cuenta con el material necesario para superar el estado de sospecha y llegar con él a juicio con perspectiva de obtener una condena”.

Admitió que los “primeros momentos de la investigación fueron fundamentales” entonces cargó culpas contra el destituido juez Igoldi porque “negó allanamientos y diversas detenciones. De haberse trabajado con el factor sorpresa, sin que los imputados tuvieran margen de acción, el resultado podría haber sido otro”, agregó.

También recordó que inicialmente los bomberos creyeron que se trataba de un incendio por un “desperfecto técnico”, tras lo cual, se “permitió el ingreso de gran cantidad de empleados del Juzgado y personal de mantenimiento para efectuar su limpieza. “No pudo – entonces- colectarse ninguna evidencia científica para su análisis. Ni ADN, ni huellas, ni pelos, ni ningún otro rastro”, toda consideradas de valor supremo para respaldar la acusación contra estos imputados. El fiscal consideró que pasaron más de tres horas que fueron “desaprovechadas”.

El hecho se registró en la madrugada del 26 de julio de 2015 durante la madrugada, cuando un grupo de personas ingresó por el estacionamiento del Bloque Radical a unas de las oficinas del Juzgado, para rociarla con combustible, iniciar el fuego y escapar del lugar. Por el mismo se había procesado a seis hombres: cinco como autores materiales de la quema del Juzgado, un abogado de Viedma como instigador del delito y el sexto, un empleado policial, por encubrimiento.


Comentarios


Se cae la causa del incendio en Tribunales