Se detectó una alta demanda en los hospitales por el corte del Ipross

El hospital Zatti de Viedma se vio desbordado. Algo similar ocurrió en Patagones ante el corte de servicios de prestadores privados a la obra social.



#

El hospital Zatti, el eslabón más sensible del sistema de salud en esta capital como consecuencia de la alta demanda propia que ya tiene, se vio desbordado ante el corte de servicios de prestadores privados al Instituto Provincial del Seguro de Salud (Ipross).

La puja entre la obra social provincial, que conduce Claudio Di Tella, y la Cámara de Prestadores de Salud de la Zona Atlántica (Capresa) viene desde hace tiempo, y ahora los inconvenientes surgen ya que por lo menos dos clínicas de esta capital y una de San Antonio Oeste, atendían la demanda que no puede absorver el hospital público.

A raíz de estos problemas, la Defensoría del Pueblo se puso a disposición de los afiliados al Ipross que tengan inconvenientes con la prestación de los servicios.

A partir del corte de servicios de la Capresa desde la semana pasada, la titular Adriana Santagati, mantiene contacto permanente con el presidente de la obra social provincial, Claudio Di Tella.

En este sentido Di Tella informó que ya dispuso un esquema con distintos prestadores para garantizar la cobertura a sus afiliados.

La nueva red prestacional de urgencias está compuesta por el Zatti y el Pedro Ecay de Patagones, en tanto las intervenciones programadas se realizarán con instituciones de Bahía Blanca y Alto Valle de Río Negro. Lo que está en dudas, es qué capacidad de absorción del nosocomio maragato que atiende a una vasta zona del Partido de Patagones.

Para las autoridades del organismo de salud “la atención sanitaria no se verá interrumpida, garantizando la obra social las prestaciones en la zona atlántica a través de una red de efectores diseñada a tales efectos”.

A juzgar por la interpretación de las autoridades de la obra social provincial, el convenio con la Capresa fue extinguido en forma unilateral y en forma incausada por parte de la prestadora, mediante notificación recibida en la sede central.

En este contexto, el Ipross informó que resulta “importante” señalar que se han cumplido en tiempo y forma con los pagos a la prestadora, quedando un saldo exigible y vencido al día de la fecha, de aproximadamente 10.000.000 de pesos correspondiente a extra cápitas y diferencia de valores, manteniendo la cápita al día.

El monto actual es de casi 12.000.000 mensuales, cuyo trámite se encuentra transitando por los pasos administrativos de rigor, hasta su efectivo pago. “Esto descarta el argumento esgrimido por la Capresa, que reclama la suma de 27.000.000 como deuda exigible al día de la fecha”, indicaron sus autoridades.

Recodaron que oportunamente otorgó a todos los prestadores sanitarios de esta provincia (incluso Capresa) un incremento del 27% para los convenios 2018/2019 habiendo recibido una aceptación unánime.

En ese sentido, mencionó que el pasado 2 de noviembre, la obra social realizó una nueva propuesta para cancelar sus reclamos financieros. Justamente, la obra social provincial ha abonado más de 135.000.000 en el transcurso de este año a la prestadora.


Comentarios


Se detectó una alta demanda en los hospitales por el corte del Ipross