Se detuvo la guerra



24 de diciembre de 1914. El ejército alemán se enfrenta cara a cara con el inglés en la Primera Guerra Mundial. Se disputan el frente occidental desde temprano, hasta que llegó la Nochebuena. Los alemanes comenzaron desde temprano a decorar sus trincheras. Más tarde cantarían villancicos en la oscuridad. “Noche de paz”, precisamente, fue la canción que entonaron en su idioma. Al escuchar a sus enemigos, los ingleses respondieron con una versión en inglés. De pronto, ambos cantos se silencian y comienzan los gritos de “¡Feliz Navidad!” de lado y lado. En medio del campo de batalla, comenzaron abrazos e intercambios de regalos como whisky o cigarrillos entre los soldados de cada país. No hubo disparos esa noche, solo recuperación de los heridos, ceremonias de entierro para los caídos y lo más emocionante: en una improvisada ceremonia funeraria, los soldados de ambos países leyeron el salmo 23. La conocida hoy como “tregua de Navidad” en algunas partes duró hasta el Año Nuevo y enfureció a los generales a cargo de los batallones ingleses John French y Sir Horace Smith-Dorrien por Inglaterra, quienes al enterarse prohibieron de ahí en más cualquier detención del conflicto bélico.

Joaquín Bertrán

DNI 5.433.822

Joaquín Bertran

DNI 5.433.822


Comentarios


Se detuvo la guerra