Se inició el juicio por la muerte de Nicolás Gutierre

Para la fiscal "ambos tenían conocimiento de la fuga de electricidad y no realizaron los arreglos ni el mantenimiento adecuado".



Foto : Marcelo Ochoa

Foto : Marcelo Ochoa

Con nueve testigos comenzó hoy el juicio por la muerte de Nicolás Gutierre, el joven sanatoniense que murió electrocutado cuando jugaba al futbol en una canchita del club Racing.

Foto : Marcelo Ochoa

La primera jornada comprendió doble turno, que se inició con los alegatos de las fiscales Paula Frandsen y Mariela Coy contra el presidente del club, Héctor Barilá y quien alquilaba la chancha, Paulo Sandoval. Ambos están acusados por homicidio agravado por dolo eventual en calidad de coautores, considerando que ambos compartían los ingresos de esa explotación comercial.

El desarrollo de la tarde se concentró en cinco testimonios mientras a la mañana fueron cuatro, mayormente peritos y compañeros de Nicolás, que estaban presentes cuando ocurrió el fatal suceso esa tarde del 23 de febrero de 2018.

La acusación estuvo representada por las fiscales Paula Rodríguez Frandsen y Mariela Coy, y por Ezequiel Castro y Gerardo Collado en representación de los padres del adolescente que se encontraban presentes en la sala en la que se desarrolló el debate.

Frandsen realizó el primer alegato y aseguró “demostrar que los imputados sabían que las instalaciones eran peligrosas; que existía riesgo de vida y no hicieron nada (no arreglaron el cableado y no pusieron ni disyuntor, ni jabalinas) para evitarlo. Si continuaron con el alquiler repartiéndose las ganancias en partes iguales”.

“Sabían -agregó- que la instalación eléctrica era defectuosa e insegura y eso produjo la muerte de Nico Gutierre. Ambos tenían conocimiento de la fuga de electricidad y no realizaron los arreglos ni el mantenimiento adecuado. Como consecuencia de ese accionar el adolescente sufrió una descarga eléctrica al sostenerse con ambas manos del alambrado perimetral que rodeaba la cancha”. Afirmó de existieron adolescentes, que serán testigos, que “ya le habían avisado al presidente del club de la descarga del alambrado”.

La querella, en representación de los padres, corresponde a los abogados Ezequiel Castro y Gerardo Collado. El primero compartió la acusación fiscal y manifestó que “se demostrará que existió un desprecio a la vida por sobre un interés material”.

Por su parte, Daniel Vega es defensor de Sandoval y Hugo Lapadat de Barilá. Ambos argumentaron en favor de sus absoluciones.


Comentarios


Se inició el juicio por la muerte de Nicolás Gutierre