Se normalizó la provisión de oxígeno en la zona cordillerana de Neuquén

Estuvo ayer temporalmente suspendida la guardia en la Clínica Chapelco de San Martín de los Andes. 

La Clínica Chapelco es uno de los lugares con camas de terapia intensiva.  Foto: Archivo Patricio Rodríguez

La Clínica Chapelco es uno de los lugares con camas de terapia intensiva. Foto: Archivo Patricio Rodríguez

Los contagios de coronavirus continúan elevados en la zona de San Martín de los Andes, Villa La Angostura y Junín de los Andes. El miércoles un camión que transporta oxígeno se demoró en llegar y la Clínica Chapelco debió suspender la atención en guardia. En las últimas horas de ayer la situación se normalizó.

"Ya llegó el camión. El desfasaje es porque estaba previsto que llegue al mediodía y llegó a las 19. Pero ya está solucionado. Lo que se hizo en la Clínica Chapelco fue de manera preventiva. Ya está solucionado", indicó el titular de Zona Sanitaria IV, Néstor Saenz.

Explicó que los transportes de oxígeno van dos veces por semana. Antes era una vez por semana. 

"Hay más de 60 pacientes con Covid  que requieren de oxígeno. Son pacientes internados moderados o graves", señaló.

Hasta ayer, precisó que eran 21 en Villa la Angostura, 16 en el hospital de San Martín de los Andes y 16 en Clínica Chapelco,  unos 15 en Junín de los Andes y ninguno en Las Coloradas. 

Ayer, desde la Clínica Chapelco con un cartel se informó que se suspendió la atención en guardia. Fue para no aumentar la cantidad de consultas durante el recambio de oxígeno. Sobre el mediodía, desde la clínica se había comunicado que la situación del oxígeno "era crítica". Con la llegada del camión y la provisión del gas se retomó la atención.

Por otro lado, Néstor Saenz amplió que se continúa con derivaciones en la zona sur.

“Lo que se hace es intercambiar pacientes entre las localidades de la zona sur. También participa Neuquén. Todo está coordinado por el centro de coordinación de camas. Hay un paneo permanente de cuántas camas están ocupadas", apuntó.

Saenz marcó que uno de los puntos más complejos es el agotamiento del personal de salud.

El tema es el cansancio del recurso  humano. Porque no tenemos gente para hacer recambio de forma permanente. La sabana es corta en todos lados. Lo que necesitamos es que la gente se siga cuidando. Aca la estrategia es bajar la cadena de contagios. Y eso es lo que la gente se cuide. Y hay fiestas clandestinas, reuniones, personas que no usan el tapabocas, personas con síntomas que no consultan", observó.

Sobre la incidencia de la actividad turística en el número de contagios, dijo que "el turismo aumenta la circulación de gente pero no es que la mayoría de los pacientes que tengamos sean de origen turístico. En San Martin de los Andes, puntualmente llevamos 55 personas en dos meses, con la cantidad de casos que tuvimos".

Señaló que la mayoría de los casos, por encima del 90% son vecinos de las propias localidades. "Hay que volver a reflexionar sobre la responsabilidad individual", sostuvo.

El titular de Zona Sanitaria IV destacó que en la mañana se comenzó con la vacunación de adultos mayores, entre 80 y 90 años. " Mañana (viernes) se hace en Junín de los Andes y en Las Coloradas.  Llegaron 200 dosis para toda la zona sur. A medida que se reciban las dosis se irá bajando las edades", adelantó.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Se normalizó la provisión de oxígeno en la zona cordillerana de Neuquén