Se profundiza la sequía y crece el alerta de incendios de campos de Río Negro

Ha y pronóstico de temperaturas muy elevadas para este verano y riesgo alto de incendios.





Los cambios climáticos siguen generando situaciones delicadas para un gran sector rural de la provincia de Río Negro, con sequías pronunciadas que se traducen en mortandad de animales y generan altos riesgos de incendios en los campos.


Las lluvias registradas entre noviembre y diciembre (fuera de temporada), trajeron un poco de alivio para los productores ganaderos, que vienen padeciendo una gravísima situación de sequía, con áreas muy afectadas como el Valle de Conesa, que sufre importantes daños como la mortandad de animales vacunos.


En otros departamentos del noreste rionegrino la acumulación de la vegetación acumulada comienza a secarse. Allí las predicciones climáticas señalan que será una temporada con presencia de tormentas eléctricas, altas temperaturas y baja humedad relativa, poniendo en alerta ante los posibles focos de incendio.


El reciente informe elaborado desde INTA, señala que dentro del departamento de Pichi Mahuida las precipitaciones fueron muy irregulares durante la primavera, por debajo de lo normal en los meses de septiembre y octubre.


Pero desde el mes de noviembre hasta el momento las lluvias acumuladas rondaron en el orden de los 150 mm (por encima de lo normal para ese mes, tomando el promedio histórico). En Conesa se registraron precipitaciones en el mes de septiembre de 7 milímetros cuando la media histórica es de 25 mm, mientras que en octubre no hubo precipitaciones y el promedio de noviembre fue de 75 mm.


El registro de precipitaciones del partido Adolfo Alsina para el mes de septiembre alcanzó apenas 2,5 y 2,25 mm en octubre y en noviembre fueron 77 mm acumulados.


Las lluvias acumuladas en la última parte del año permitirán que la vegetación natural tenga un repunte en los campos, pero también significa un serio peligro para los posibles incendios. Según las previsiones trimestrales del Servicio Meteorológico Nacional para la región noreste de Río Negro se espera que la amplitud térmica sea superior a la normal, con temperaturas máximas extremadamente altas. Con posibles tormentas eléctricas que serían el principal riesgo para el comienzo de los incendios.


El mapa que ya está en manos de las distintas rurales como de los cuarteles de bomberos y el SPLIF de Conesa, da cuenta que el actual índice meteorológico es de peligrosidad “en la categoría extrema de riesgo de incendio”.
La acumulación de la vegetación con zonas muy tupida es lo que está facilitando la propagación de los futuros fuegos.

Estado de picadas y banquinas


Durante el recorrido realizado por el equipo de alerta de incendios de INTA, se ha observado que el 58% de los campos cuentan con las picadas limpias, el 18% no realizó mantenimientos y el 24% no cuenta con ningún tipo de picadas, haciendo esos sectores peligrosos para la propagación de los fuegos y difíciles para llevar adelante las tareas de combate de los brigadistas.

265
intervenciones durante la temporada donde se quemaron unas 11.093,92 hectáreas.
151
intervenciones desde la central SPLIF CONESA: 44 de los bomberos de Río Colorado, 32 en la zona del valle inferior con bomberos de Conesa, Viedma y Guardia Mitre, 28 intervenciones en el valle (con bomberos Chimpay, Choele Choel, Luis Beltrán, Lamarque, Belisle, Pomona, Darwin) y 10 intervenciones en la zona atlántica.


“Es importante considerar que es una región muy heterogénea donde las diferencias en la historia de manejo y ocurrencia de fuegos hacen que algunos sitios presentan muy bajo riesgo y otros un riesgo más elevado”.
Otros sectores de riesgo son las banquinas de las rutas nacionales y provinciales son sitios muy proclives a dar inicio a focos de incendios, por la alta transitabilidad de las mismas y por la gran acumulación de combustible fino que presentan.


La actual situación de gran parte de los campos de la provincia está corriendo grave peligro, a consecuencias de la pronunciada sequía que atraviesa la zona desde hace tres años consecutivos. Aunque en los últimos 60 días se registraron importantes precipitaciones, el agua no fue pareja para todos.


Los campos que se encuentran en el norte del departamento de Pichi Mahuida fueron los “bendecidos” por las lluvias, permitiendo que se encuentren en buen estado o condiciones aceptables. La fotografía es totalmente distinta al sur del departamento, incluyendo a Conesa, Guardia Mitre y Patagones, donde la situación es crítica por la falta de pasto. A eso se suma que deben afrontar cuadros cargados de animales productos de la cancelación de las exportaciones. Eso llevó a que los campos estén sobrecargados de animales y la consecuente mortandad de hacienda.


Los productores que no lograron mover su ganado a campos en mejor estado, o vender con precios acordes, están sufriendo mortandad de animales. Tenemos conocimiento que hay productores a los que se les murieron en pocos días hasta 50 vacas. Esa zona está pasando por una gran crisis por la falta de lluvias”, señaló Massini en su evaluación tras recorrer la zona.

Conesa es el más crítico


La sequía está castigando a los campos del valle de Conesa donde una porción importante de productores debieron mover sus animales, otros mal venderlos para evitar que continúen la mortandad de sus vacas.


El jefe de la central Conesa del Servicio de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales (SPLIF), Adrián Núñez, informó que “los datos que se reciben del Sistema Nacional para esta temporada no son para nada alentadores y además estamos escasos de recursos humanos, nos faltan combatientes”.


“Tenemos por delante una temporada muy seca, y de alto riesgo, y eso hace más difícil la tarea del brigadista”, agregó.
El personal actualmente en actividad se divide en 5 cuadrillas de trabajo, con un total de 27 combatientes en conjunto con el sector comunicaciones, área técnica, sector servicios y administración, conformando así un total de 45 personas.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Se profundiza la sequía y crece el alerta de incendios de campos de Río Negro