“Se puso más atención en vacunas y fármacos”

Gabriela Luchetti *


A partir de la pandemia, la gente empezó a leer más sobre la eficacia de vacunas y fármacos como antes no pasaba. Está más atenta. Igualmente no siempre se traduce en una toma de conciencia de que no todos los fármacos se pueden consumir sin evidencia. 

Es clave tener en cuenta que deben hacerse estudios clínicos para evaluar si un fármaco o una vacuna tienen eficacia y seguridad. 

Esos estudios sirven para saber si los beneficios son mayores que los riesgos. En el caso del dióxido de cloro o del ibuprofeno inhalado, se ha visto que había gente consumiendo y hasta médicos que lo recomendaban. Pero no está demostrada su utilidad para COVID-19, incluso pueden ser tóxicos. 

El desarrollo de la pandemia llevó a otros cambios, como por ejemplo,se están haciendo más trabajos en colaboración entre  investigadores, que permiten manejar la información de manera seria en instituciones científicas de todo el país y en contacto con organismos internacionales. Ojalá que este nuevo modo de trabajar perdure más allá de la pandemia.

*Médica, profesora e investigadora del Centro Universitario de Estudios en Salud Economía y Bienestar, de la Universidad Nacional del Comahue


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


“Se puso más atención en vacunas y fármacos”