Se realiza en Neuquén el Primer Encuentro Latinoamérica Rosa, que reúne mujeres contra el cáncer de mama

Cuatrocientas mujeres del interior del país y de Chile y Brasil participaron de una marcha por el centro de la ciudad. El sábado y domingo se realizarán clínicas de remo, una competencia deportiva y un homanaje a las mujeres que no lograron superar la enfermedad.



1/5
Lo dragones le pusieron color a las calles del centro

Lo dragones le pusieron color a las calles del centro

2/5

3/5

4/5

5/5

Comenzó hoy el Primer Encuentro Latinoamérica Rosa, un espacio que convoca a mujeres de diferentes países unidas por la lucha contra el cáncer de mama. Por la tarde realizaron una marcha por el centro de la ciudad de Neuquén con dragones gigante que simbolizan la disciplina deportiva china denominada Bote Dragón. Se trata de una técnica de remo que permite el drenaje linfático, lo que evita que los brazos se hinchen luego de una mastectomía.

Unas 400 mujeres caminaron desde el monumento a la madre hasta Casa de Gobierno, donde se dictó una conferencia. Las actividades continuarán el sábado y domingo con clínicas de timonel y tamborillero. También habrá una competencia de remo en China Muerta, del que participarán 200 mujeres que dividas en grupos competirán en dos botes.

Al cierre del encuentro tirarán flores la río en homenaje a todas las mujeres que dieron pelea sin claudicar pero no lograron sobrevivir. Participan delegaciones del interior del país y de Chile y Brasil.

El dato

200
mujeres participarán de una competencia de remo que se llevará a cabo en China Muerta, el sábado y domingo.

La marcha tuvo varios objetivos, entre otros, visibilizar la lucha y sobre todo festejar haber superado la enfermedad. El baile y los cantos al compás de redoblantes y tambores se sucedieron a lo largo de todo el recorrido. Aquellas mujeres que lograron superar el cáncer fueron también impulso y esperanza para las que aún están en tratamiento.

Estos grupos de mujeres encontraron en el Bote Dragón no solo un modo de aminorar las consecuencias pero también una forma de celebrar y encontrarse. En esta disciplina deportiva de remo, 20 remeras se suben al bote, dividas en dos hileras. Todas van muy juntas entre sí y como condición deben remar todas al mismo tiempo para mantener la estabilidad.

Está técnica permite el drenaje linfático, lo que permite que los brazos no se hinchen, cosa que suele suceder muy habitualmente en las mujeres luego de someterse a una mastectomía.


Comentarios


Se realiza en Neuquén el Primer Encuentro Latinoamérica Rosa, que reúne mujeres contra el cáncer de mama