Se resienten las economías regionales

Los altos costos internos y la caída de las ventas golpean al interior. La fruta, entre los sectores más afectados.



#

En crisis. La uva mendocina es uno de los sectores con más dificultades.

El efecto de la crisis cambiaria y financiera, comienza a manifestarse en las economías regionales. La mejora en la competitividad que las regiones exportadoras lograron con la devaluación, no logra compensar el alza de los costos internos en combinación con la caída de las ventas. Se trata de un combo letal para la mayoría de las actividades primarias del interior del país.

Así lo refleja el informe titulado “Semáforo de las Economías Regionales” realizado mensualmente por Coninagro. El mismo resalta que en junio de 2018, existen 12 sectores productivos con signos de crisis, sobre un total de 19 actividades relevadas.

Solo dos actividades presentan perspectivas favorables: la miel y la mandioca. En el primer caso la actividad recupera mercados, si bien los costos son ajustados, mientras que en el segundo, reaparece Brasil como plaza compradora. En el caso de los bovinos, hay una leve recuperación de los mercados, pero con ciertos problemas por el aumento de precios de los alimentos para los animales, algo que también ocurre con los porcinos , las avícolas y la lechería.

El Presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto explicó que este agravamiento en la situación “se da en un contexto de altas tasas de interés, que impiden el financiamiento de numerosos sectores, como la lechería, y con costos en aumento, ya sea por la suba de las tarifas o del forraje, esto último como efecto de la sequía”.

El informe destaca que entre las producciones con “Signos de Crisis” se encuentra la yerba mate, con mercados estancados en momentos de cosecha, el vino en Cuyo, donde mejora en las ventas no resulta suficiente para compensar la suba de costos, la papa y el arroz, afectados por la falta de financiamiento y el alza en el precio de la energía.

El panorama se repite para las hortalizas en el norte, los ovinos y el tabaco en Corrientes, los cítricos en el litoral, o los lácteos en la zona pampeana.

Por último, el estudio destaca la crisis que viven los productores de peras y manzanas en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, debido al incremento de los costos al momentos de la poda.

Los efectos de la crisis cambiaria y financiera comienzan a golpear la producción primaria en el interior del país, y el escenario en el mediano plazo preocupa.

Económico Pulso

Datos

Los efectos de la crisis cambiaria y financiera comienzan a golpear la producción primaria en el interior del país, y el escenario en el mediano plazo preocupa.

Comentarios


Se resienten las economías regionales