Se sumarán radares en las calles de Bariloche para medir la velocidad

El municipio proyecta comprar diez equipos para tener mediciones en los semáforos y cinemómetros para sancionar a los que conduzcan por encima de las máximas permitidas.



#

En la Costanera se instaló un cartel de fotomulta pero nunca funcionó allí el sistema.(Foto: Marcelo Martínez )

Ocho víctimas fatales por accidentes de tránsito hubo en Bariloche en el 2017. Este año, fueron cuatro.

Desde la Subsecretaría de Tránsito de Bariloche, aseguran que los controles y las duras infracciones influyeron en gran medida en la baja del porcentaje. “Somos hijos del rigor”, aseguró el titular de la cartera, Gustavo Fresone.

Actualmente, se realizan 200 infracciones diarias aunque el número fluctúa.

“Hoy no estamos controlando la velocidad porque no tenemos con qué. En un principio, apuntamos al alcohol, ahora vamos por la velocidad. Son los dos ejes más graves en los accidentes fatales”, puntualizó el funcionario municipal.

El intendente Gustavo Gennuso ya envió al Concejo Municipal un proyecto de ordenanza a fin de convocar a una licitación para comprar controladores para los cruces de semáforos y cinemómetros para medir la velocidad de circulación de los vehículos.

La iniciativa no fue aprobada durante la última sesión del Concejo Municipal y pasó a comisiones para el año próximo. De todos modos, el gobierno municipal aspira a avanzar en la instalación de estos equipos.

Los cinemómetros son “radares” que detectan automáticamente las infracciones por velocidad y generan una “evidencia gráfica” que contiene información como la fecha y hora exacta de la medición, la velocidad del vehículo afectado (en kilómetros por hora), la ubicación geográfica del cinemómetro y la velocidad máxima autorizada en el lugar.

Para que esta multa por exceso de velocidad realizada con cinemómetros tenga validez, el equipo debe contar con la verificación del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial). Fresone explicó que la empresa que gane la licitación debe encargarse de homologar los equipos anualmente.

“La idea es ir colocándolos de a poco. En una primera etapa, pensamos en 10 controladores de semáforos que son cámaras que detecta cuando cruzan en rojo o alguien está parado arriba de la senda peatonal, o está estacionado en ochava o en una rampa para personas con discapacidad”, expresó Fresone.

También se avanzará en la colocación de 10 cinemómetros y si bien aun no se definieron los lugares, la avenida Esandi, Costanera y Pasaje Gutiérrez están en la mira de las autoridades de tránsito.

La iniciativa plantea la necesidad de contratar “servicios para efectuar el procesamiento, las gestiones y tramitaciones vinculadas a la regularización y el cobro por parte del municipio de las infracciones de tránsito” y acceder a un software específico que permita “visualizar la trazabilidad del estado de cada una de las infracciones”.

Fresone aseguró que estudió los pliegos de licitación en otras ciudades del país y el objetivo es promover “una especie de leasing”. “Se hace una tabla de porcentajes. De modo que del cobro de las infracciones, un porcentaje va al municipio, otro a la empresa y con otro se pagan los equipos. Esto no representa un gasto para el municipio”, agregó el funcionario.

En la avenida Costanera, un cartel advierte que un radar controla la velocidad. Se trataba de un cinemómetro móvil de la Agencia de Seguridad Vial que nunca funcionó en la ciudad.

Fresone remarco que hay tres empresas con experiencia en la materia en el país. “La firma que gane la licitación nos pasaría la base de datos con las infracciones a nosotros para chequearlas. Se saca una foto que indica el lugar, la velocidad y la hora. Una vez que se chequea, se notifica como cualquier acta”.

En los últimos meses, el municipio instaló semáforos con tiempo de espera en la calle Moreno y John O´Connor, por donde se accede al hospital Ramón Carrillo y un semáforo peatonal en Onelli y 25 de Mayo, a pedido de los vecinos del barrio Santo Cristo por la gran cantidad de accidentes en esa esquina.

En los fundamentos del proyecto que analizará el Concejo Municipal, se remarca que se trata de una “demanda de los vecinos en pos de mejorar la seguridad vial y generar políticas de educación vial necesarias para su implementación”.

Dato

Datos

200
Infracciones de tránsito se realizan a diario en Bariloche aunque el número fluctúa. Los accidentes fatales, bajaron.

Comentarios


Se sumarán radares en las calles de Bariloche para medir la velocidad