Se viene el Día del Padre, y esta vez toca festejarlo a la distancia

Mañana es el Día del Padre, pero es importante entender que no debemos romper el aislamiento. Por eso, repasamos algunas alternativas para celebrar en familia cada uno desde su casa, sin ponernos en un riesgo innecesario.



Sabemos que la distancia no es lo mismo, pero lo realmente importante es transmitir nuestro afecto. (Foto: Gonzalo Maldonado)

Sabemos que la distancia no es lo mismo, pero lo realmente importante es transmitir nuestro afecto. (Foto: Gonzalo Maldonado)

Mañana se festeja el Día del Padre y por primera vez llega en un contexto muy particular. El aislamiento generará que no sea una celebración como acostumbramos a tener, pero no por eso debería dejar de ser una agradable jornada de festejo.


Tenemos que entender que por más incómodo que pueda resultar, esta vez toca festejar a la distancia, y es fundamental que no rompamos el aislamiento. ¿Por qué? Básicamente, porque atravesamos una situación muy complicada en el país y la región, y cuidarnos entre todos depende de nosotros.

“Todos tenemos que hacer un esfuerzo, hagamos lo que hagamos. Es momento de cuidarse, de estar atentos”, explicó el médico Jorge Tartaglione ayer por la tarde en televisión.

El presidente de la Fundación Cardiológica Argentina viene advirtiendo sobre esta situación hace ya unos días, alarmado ante la posibilidad de que mucha gente rompa la cuarentena para saludar a su padre. “Hoy más que nunca debemos apelar a la responsabilidad individual, tener en claro que en cada salida nos exponemos. Debemos cuidar a nuestros mayores”, aseguró, al tiempo que dejó en claro que “es el momento más crítico para los grupos de riesgo, hay que cuidarlos más que nunca”.

Lejos, pero cerca de todas maneras. (Foto: Gonzalo Maldonado)


Para tener una idea de la situación, podemos observar el caso de Jujuy, donde la celebración se “postergó” hasta mediados del mes próximo para evitar circulación masiva.

Uno de los primeros consejos, recomendado hace varios días por los especialistas, es tener ya preparado el terreno: este es un tema que hay que hablar con nuestros padres (o hijos), dejando en claro que la situación nos obliga a un festejo distinto, pero que la intención es la misma de siempre.

Sabemos que el deseo de todos es juntarse y estar en contacto, pero una vez más, debemos tener en claro el riesgo que eso implica en un momento tan delicado y con números que no están entre los recomendados. Por eso mismo, vamos a repasar algunas alternativas para poder “encontrarnos” sin salir de casa, pero aún así pasar un buen momento familiar.

Yo sé que es muy duro y muy fuerte este momento, pero no vayas a ver a tus padres este domingo. Es momento de cuidarnos”

aseveró el doctor Jorge Tartaglione días atrás, advirtiendo esta situación.


El más lógico es la videollamada. Si bien no tiene el mismo sabor, el hecho de poder vernos y charlar cara a cara (pantalla de por medio) es interesante. Para ello podemos utilizar aplicaciones como WhatsApp, Facebook Messenger, Google Hangouts, Skype o Zoom, por dar algunos ejemplos. Al respecto, hay una situación más que interesante para aprovechar: a veces puede costarnos decir todo lo que nos genera un ser querido. Las charlas más íntimas son a veces las más difíciles, pero es momento de dejar la timidez de lado y expresar lo que realmente nos pasa. El contexto es difícil y no hay certezas sobre cuánto tiempo más pueda durar, por lo que nunca está de más recordarle a nuestros padres el cariño que sentimos. Y así sea por teléfono, puede significar un apoyo importante para ellos.

Si la idea también es dar un regalo distinto, tenemos varias posibilidades. Enviarles una sorpresa siempre es una buena alternativa. Desayunos, meriendas, cajas de vino, almuerzos, cenas… toda muestra de afecto es válida. Lo mismo ocurre con las compras digitales. Para quienes no llegaron a pedir algo a tiempo, siempre está la chance de regalar un cupón para que los padres decidan ellos mismos.


Otra gran alternativa, que también apunta más a lo personal, es preparar un video especial para este día, o un audio, o alguna sorpresa multimedia que nos permita disfrutar a distancia pero que salga de lo “habitual”.

Sin importar el regalo, la clave es hacerse un rato para comunicarnos con nuestros padres, saludarlos y transmitirles nuestro afecto. Ayer, en la tele, pronunciaron una frase tan dura como realista sobre esta fecha: “Para verlo más veces a Papá, mejor quedarnos en casa”. Si hacemos las cosas bien, habrá tiempo para un abrazo más temprano que tarde.


Aplicaciones para una videollamada



WhatsApp: La más simple. Podemos hacer llamadas de a grupos, y tienen una estabilidad más que aceptable para una comunicación fluida. Fácil de usar, ideal para esta ocasión.

Facebook Messenger: Las mejoras recientes en las salas de videollamadas permiten que el mensajero de Facebook pase a ser una alternativa interesante.

Google Hangouts: En su versión gratuita permite hasta 10 personas en una misma videollamada. Puede usarse en PC y celulares, y tiene una gran estabilidad.

Skype: Otra de las apps insignia para estas comunicaciones. El audio, su mayor virtud.

Zoom: Una de las aplicaciones más utilizadas, que en su última actualización mejoró su seguridad.


Comentarios


Se viene el Día del Padre, y esta vez toca festejarlo a la distancia