Secuestran a 12 diputados colombianos

Un comando de las FARC ingresó a una legislatura regional



BOGOTA (Reuters) - Un comando guerrillero incursionó ayer en la asamblea del departamento del Valle, en un céntrico sector de la ciudad colombiana de Cali, y en una "cinematográfica" acción secuestró a por lo menos 12 diputados y mató a un policía, informaron las autoridades.

La acción, que se atribuyeron las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ocurrió dos días después de que tres bombas de bajo poder explotaron en la capital del país, en una escalada de ataques guerrilleros.

Cali, 300 kilómetros al suroeste de Bogotá, es la segunda ciudad más poblada de Colombia con dos millones de habitantes y es la capital de una rica región agrícola en donde se encuentran los mayores cultivos de caña de azúcar del país.

Testigos relataron a la policía que los guerrilleros ingresaron a la sede de la asamblea vestían trajes de las Fuerzas Armadas y que uno de los rebeldes, con un megáfono pidió a varios diputados abandonar el recinto por una "amenaza" de bomba.

"Ingresó un comando, yo pensé que era el ejército, al frente de ellos iba un hombre uniformado, con un megáfono terciado, un radio en la mano y un perro. La gente se alarmó y él después dijo que había una bomba y evacuó a los diputados", dijo Rubiel Muñoz, quien no hizo caso al llamado y se salvó de ser secuestrado.

Una vez en la calle, los subieron engañados a un pequeño autobús y partieron hacia una zona montañosa de las afueras de la ciudad. Entre los secuestrados se encuentra el presidente de la asamblea, Juan Carlos Narváez. La asamblea es un organismo gubernamental que legisla a nivel regional.

"Llevaban perros, aparentemente antiexplosivos, sorprendieron a las personas, se las llevaron. Iban de camuflado y con boinas rojas", dijo el director de la policía, general Luis Ernesto Gilibert. Los guerrilleros también secuestraron a cinco asistentes de los diputados a los que liberaron horas más tarde.

Minutos después el ejército y la policía lanzaron por tierra y aire una intensa persecución por una zona montañosa de las afueras Cali. El ejército reportó que en la zona se registraron intensos combates. El presidente de la asamblea se comunicó por un teléfono celular con una emisora y pidió que las Fuerzas Armadas suspendan las operaciones para evitar poner en riesgo sus vidas. "Los diputados retenidos pedimos cese al hostigamiento militar, que se priorice la negociación para nuestra liberación, nuestras vidas corren peligro, cese al hostigamiento por favor", dijo Narváez.


Comentarios


Secuestran a 12 diputados colombianos