Seguidilla de sismos en Vaca Muerta: van 16 en la semana

Todos se registraron al norte de Añelo. La mayoría ocurrieron ayer.

Esta semana, los sismos que estuvieron casi "dormidos" en Vaca Muerta durante la curentena, volvieron a registrarse con mucha presencia. Desde el lunes y hasta la mañana de este jueves ocurrieron 16, todos al norte de Añelo. El Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), organismo responsable de analizar la actividad en el país, indicó que el más fuerte sucedió ayer y fue percibido por los vecinos de esta localidad e, incluso, por los de Sauzal Bonito.

Según el Inpres, este temblor sucedió ayer, a las 5.21, y tuvo una magnitud de 3.5°. La medición del grupo independiente de especialistas "Red Geocientífica Chile", que estudia la sismicidad neuquina desde hace años, fue mayor: 4.1°. Explicaron que revisaron sus mediciones luego del informe del organismo argentino, pero ratificaban la magnitud informada.

La Red había informado que, desde el 20 de marzo hasta el inicio de esta semana, solo se habían registrado cuatro sismos: dos cerca de Sauzal Bonito, dos cerca de Añelo. Sin embargo, esta semana se incrementó ese número. El lunes hubo uno; el martes, cinco; ayer, ocho, y, hasta esta mañana, dos más.

"Lo que nos llama la atención es que estos sismos son más superficiales que los anteriores y ocurren muy cerca de Añelo", explicó uno de los integrantes de la Red, Gianfranco Argandoña.

Hay quienes creen que la merma de la actividad petrolera durante la cuarentena sirve para fundamentar su vinculación con los sismos. Se trata del Grupo Interdisciplinario de Estudios Ambientales, formado por Daniel Zuñiga, Javier Grosso y Gustavo Gimenez, de la Universidad del Comahue; Guillermo Tamburini de la Universidad de la Patagonia Austral - Conicet y Joaquín Vázquez Marín, de la Red Geocientífica Chile.

Hoy, luego de esta seguidilla de sismos, que probablemente continúen, emitieron un comunicado explicando que observaron que los epicentros de los sismos están teniendo lugar en coincidencia con áreas de explotación hidrocarburífera.

El Grupo resaltó su preocupación por el sismo de ayer que, aseguran, superó los 4°, porque la región no está preparada para esta actividad y habría un "posible riesgo para las personas y las infraestructuras".

La realidad es que ni los datos del Inpres ni de la de la Red son 100% exactos. Las mediciones de calidad precisan unos ocho sismógrafos y, como mínimo, una triangulación, o sea tres. Actualmente, hay uno en Añelo y otro en Sauzal Bonito, parte de una red de 26 que la Provincia anunció que instalaría este año. También las petroleras operadoras en la zona cuentan con los suyos y, aseguran, brindan los datos al Gobierno de ser necesario.

De las nuevas estaciones de monitoreo aun no se han tenido novedades. El objetivo es que recolecten datos, al menos por un año, para poder empezar a elaborar teorías que expliquen si los temblores, que surgirían de la dorsal Huincul, en el área del lago Los Barreales, son naturales o causados por la acción humana, como la hidrofractura (fracking).

"Uno a eso lo veía venir por los antecedentes de Estados Unidos, pero nosotros queremos investigar y fundar antecedentes” explicó el año pasado Alex Valdez, cuando era subsecretario de Hidrocarburos de Neuquén. La realidad, es que hoy nadie puede afirmar nada, pero nadie se puede olvidar tampoco que, en enero del año pasado, un temblor fue tan fuerte que sacó de funcionamiento la bomba de agua de Sauzal Bonito.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Seguidilla de sismos en Vaca Muerta: van 16 en la semana